Bután: La Felicidad es lo más importante


Bután es un país de aproximadamente 2 millones de habitantes, ubicado entre La India y China, teniendo al norte la cordillera del Himalaya.


Este país tiene una característica muy interesante y totalmente fuera de comparación: La riqueza del país NO se mide en base al Producto Interno Bruto (PIB), sino, que la riqueza se mide basándose en la Felicidad Interna Bruta de sus habitantes.

Esto significa, que lo importante para la nación no es si adquieren oro o distintos bienes materiales que representen riqueza material, sino, que lo importante es que la persona sea feliz y carezca de calamidades.

Los factores a tomar en cuenta para medir la felicidad de la nación son estos:

  • Bienestar sicológico
  • Salud
  • Educación
  • Buen Gobierno
  • Vitalidad de la comunidad
  • Diversidad ecológica
Por lo que vemos, hemos estado medidos siempre en lo que menos nos beneficia como comunidad, es decir, las riquezas económicas con las que miden nuestros países, mayormente pertenecen a una pequeña clase social, aunque la población más grande tenga carencias económicas y las calamidades que eso conlleva. Como no importa si nuestros ciudadanos están felices o no, los que manejan el dinero son indiferentes con el bienestar social y solo nos incentivan cuando promueven el consumismo y nos empujan a tomar las decisiones que nos alejan de la felicidad.


Arquitectura típica de Bután

Siempre me pregunto ¿por qué el dinero es lo mas importante en nuestras vidas?, ¿por qué todo lo que hacemos se orienta a conseguir de una u otra forma el "éxito financiero", ¿por qué buscamos como objetivo acumular bienes materiales en lugar de buscarnos a nosotros mismos y hacer lo que nos haga felices?

Al parecer la respuesta no es simple y va inmersa en un sistema que nos afecta desde el momento que empezamos a recibir educación. El sentido común es algo natural, sin embargo, nos educan para ignorarlo. Dejamos de perseguir lo que queremos para perseguir lo que nos indicaron que debíamos perseguir, por eso, al alcanzar esos objetivos, raramente nos sentimos felices.

Cuando ustedes se preguntan cómo es que alguien con mucho dinero se quita la vida porque estaba deprimido, deberían creer en esto: El dinero nos da muchos placeres y nos hace felices, pero no es la felicidad real, simplemente "compramos" un alivio a los males que nos agobian al vivir en una sociedad capitalista y no ser dueños de una fortuna, pero la felicidad duradera y real, nada tiene que ver con dinero, pero no os voy a intentar convencer de lo contrario, simplemente me gustaría que volvamos a reflexionar sobre nuestros objetivos y si desde dentro estamos persiguiendo realmente lo que queremos o seguimos en modalidad "Robot" controlado?

Más sobre Bután (Wikipedia)


2 comentarios:

Atorres dijo...

La verdad es que nuestra felicidad siempre ha estado orientada hacia el nivel económico, cuando realmente la alegría proviene de otras fuentes no materiales. Para cambiar de actitud debemos reprogramar nuestro cebrero y empezar a ver la vida de forma más natural, conviviendo más con las personas por lo que son y no por lo que representan o poseen.

Muy buen artítulo.

Luduing Rodríguez dijo...

Gracias por tu comentario!

Ciertamente la felicidad debería reinar en nuestro día a día, en todo lo que hacemos y no en lo que tenemos o no tenemos en el ámbito económico. Bután es un ejemplo de un sistema atípico totalmente, pero bastante interesante como para tomar en cuenta.

Publicar un comentario