El Sacrificio

Definición de Wikipedia:
"Sacrificio, del latín: sacrificium, sacrum facere (hacer sagrado) es un concepto que, a nivel religioso, implica la ofrenda hecha a la deidad de un don perceptible por los sentidos, como manifestación externa de nuestra veneración, que tiene por objeto alcanzar la comunión con ella.

La ofrenda no se convierte en sacrificio sino hasta que el don visible sufre una transformación como, por ejemplo, al ser muerto, o al derramar su sangre, al quemarlo, al derramarlo, etcétera."

Si vieron la película de ciencia ficción "Constantine", habrán visto que se hace uso del sacrificio, cuando para evitar que el Diablo se salga con la suya, Constantine se corta las venas, valiéndole ese sacrificio para librarlo de su condena al infierno.

Todo eso es ficción, pero la vida real está plagada de situaciones en las que hacemos de algún modo un sacrificio.

No siempre será un sacrificio tan drástico como el cortarse las venas, pero si hay muchas cosas que deben considerarse como sacrificio.


Por ejemplo, algún sacrificio pequeño, es cuando un grupo de amigos se reúnen para comer y debaten sobre lo que van a pedir. La mayoría quiere algo específico, pero tu quieres otra cosa, sin embargo, para no contrariar, aceptas comer lo mismo que quieren tus amigos. Ahí has realizado un sacrificio, y aunque nadie te lo va a reconocer, al final te queda la satisfacción del buen momento que pasaste con tus amigos.

Así mismo vamos sacrificando muchas cosas en nuestras vidas, algunas de mayor valor e importancia. Mientras más valoramos algo, más fuerte es el sacrificio que hacemos al dejarlo atrás.

A veces nos pasamos mucho tiempo trabajando, sacrificando a gran escala nuestro estilo de vida, con la esperanza de que ese sacrificio se verá recompensado. Algunas veces creo que esperamos demasiado, pues nos basamos en resultados que al final dependen de otros y no de nosotros mismos.

Otros sacrificios son mas personales y por lo general son de los que mas trabajo cuesta realizarlos, sin embargo, son quizá los mas importantes para nuestra vida, porque esos son los sacrificios que nos liberan de la carga que por lo general frena nuestro viaje a la felicidad. Esta carga puede significar algo que ya no nos pertenece y nos negamos a dejarle ir, sin embargo, mientras no sacrifiquemos esa "carga" y la dejemos atrás, nos estará haciendo el camino cada vez mas lento, al mismo tiempo que nosotros perjudicamos a otros, sin que realmente exista una necesidad para ello.

Por eso es que debemos analizar nuestra vida, plantearnos lo que queremos conseguir, pero preferiblemente que su resultado dependa de nosotros mismos en lugar de otros. Todo lo que no hemos querido dejar atrás, pero que sabemos que DEBEMOS dejarlo, vamos a hacer el sacrificio y seguir nuestro camino, esperando que sea el camino hacia la Felicidad y sabiendo que nuestro sacrificio, no solo nos va a beneficiar librándonos de una carga (emocional, laboral, espiritual...), sino, que también ayudaremos a otros que pudieran verse afectados indirectamente con nuestra actitud.

El ser humano es complicado, nuestra mente es muy compleja, por eso, para simplificar nuestra existencia, todo es menos complicado si nos basamos en el Sentido Común para cada aspecto de nuestra vida y aceptamos el sacrificio como una herramienta para mejorarla.



0 comentarios:

Publicar un comentario