La cruda verdad

     Estuve viendo la comedia romántica titulada "La cruda verdad" (The Ugly Truth). En esta película se presenta a una mujer que no es para nada entregada al romance, sino, que basa su "búsqueda del hombre perfecto" en una lista de condiciones que deben ser cumplidas al pie de la letra. Por la otra parte, se presenta a un hombre muy controvertido y que asegura conocer todas las crudas verdades acerca de las relaciones y de como es que realmente funcionan.

     Lo cierto es que esta comedia resulta interesante si nos ponemos a hacer comparaciones con los casos de la vida real que hayamos podido conocer, ya sea por experiencias propias o por lo que nos han contado amigos y conocidos.

     Para mí sería poco objetivo ponerme a juzgar a quien darle la razón, pues de alguna manera terminaría favoreciendo la cáusa masculina, que es la que represento, aunque intente ser neutral. Sin embargo, lo que pretendo no es juzgar, sino, exponer un poquito sobre esa "lista de condiciones del hombre perfecto" que algunas mujeres (MUCHAS), suelen utilizar al evaluar posibles romances.

     Se trata de que las mujeres que se apegan a su lista, exigen que el hombre cumpla una serie de requisitos, para ser calificados como aceptables, pero tras conocer mas respecto a este sistema de evaluación, notamos que no hay conclusiones consistentes. Con esto lo que quiero decir, es que una mujer tiene una clara definición de su hombre perfecto y las condiciones que lo definen como tal, así que cuando tiene un posible candidato y este cumple con la mayoría de las condiciones (creo que sería imposible cumplirlas todas, ya que suelen ser condiciones utópicas), la mujer acepta iniciar una relación para conocer mejor al candidato, pero no tarda en poner a prueba, no las condiciones que su candidato cumplía, sino, las que NO cumplía, aunque suene ilógico y de hecho, por mas que lo he meditado, discutido con amigos y con amigas, la verdad es un dilema que no he podido comprender nunca, pero que pienso que tampoco vale la pena intentar entenderlo. Son esas mujeres quienes deberían entender el por qué lo hacen de esta manera. Sobretodo, que si un hombre cumpliera al pie de la letra con todas sus condiciones, luego sienten que es "demasiado perfecto" y simplemente lo descartan.

    El hombre, por el contrario, es exageradamente simple y hasta un poco vacío en su criterio a la hora de abrirse a una relación, pues por lo general no utilizamos ninguna lista de condiciones. Basta conque una mujer nos guste y ya es razón mas que suficiente, al menos para un inicio, luego de iniciada la relación, existen diversos criterios, pues contrario a las creencias feministas, no todos los hombres somos iguales (Asi como las mujeres son bastante distintas entre ellas). Pero en general, casi siempre buscamos sentirnos aceptados y necesitados, aunque sin llegar a sentirnos controlados o manipulados, combinación que al parecer es muy dificil de conseguir.

    Quizá necesitariamos preguntar al dr. Freud para que nos arroje luz sobre este tema, porque esto esta mas allá de nuestros conocimientos sicológicos. Por lo pronto, me parece que las mujeres suelen exigir cualquier cosa que el hombre no tenga, en lugar de valorar lo que si tiene y que quiza seria mas de lo que ellas necesitan. Por parte del hombre, quizá deberiamos aumentar nuestro criterio para con las mujeres, pues el hecho de ser tan simples, da cavida a que las mujeres aumenten su ego y nos exijan tanto.

     No se si esta sea la cruda verdad, ya que es una simple y modesta opinión y no un análisis sicológico. Pienso que simplemente no existe el hombre perfecto, pues todos tenemos aspectos negativos (algunos mas que otros), de igual manera que tampoco existe la mujer perfecta, pues para complicar las cosas, las mujeres suelen tener criterios cambiantes y si en un momento algo parecía bueno, mas adelante puede ser visto como malo, así que lo único que podemos hacer es buscar la mayor aceptación posible de manera que podamos llegar al equilibrio y dejar de basarnos en juzgar lo negativo, pues siempre existirán cosas negativas y si nos basamos solo en ellas, nunca encontraremos la relación ideal y perderemos las cosas positivas que podrían darnos la satisfacción que realmente buscamos.


2 comentarios:

Victoria dijo...

Estoy de acuerdo contigo en no seguir un patrón pero para que una relación funcione lo más importante es la afinidad, que ambos tengan intereses en común, y que compartan los sueños pues si son muy diferentes como que la cosas llegan a enfriarse pero la base del éxito en el amor es básicamente eso AMAR... amar incondicionalmente sin exigir a cambio pues si nos fijamos en el amor que sentimos por nuestros padres e hijos es diferente al que sentimos por el resto de la gente ya que el amor familiar no está condicionado a que esa persona cumpla con tal o cual requisito sino que se ama y punto... cuando aprendamos a amar sin exigir a cambio vamos a recibir lo mismo de vuelta pues el maravilloso creador se encargo de que en este mundo existiese un piloto automático que se encarga de compensar cada una de nuestras acciones ya sean malas o buenas y como nosotros queremos lo bueno pues la solución es simple... HAZ SIEMPRE AQUELLO QUE TE DE FELICIDAD Y QUE NO AFECTE A NADIE MAS... Y COMPARTE CON OTROS TUS BENDICIONES.

Luduing Rodríguez dijo...

Gracias por tu comentario. Son muy sabias palabras. Tal como mencionas, alcanzar la incondicionalidad sería el objetivo que debemos plantearnos, pues es justamente por las condiciones que nos exigimos, que no logramos perdurar en el tiempo.

Cuidate mucho, un abrazo!

Publicar un comentario