Convicción versus Tradición

¿Convicción o Tradición?

    Desde la historia del hombre, cuando las civilizaciones empezaron a avanzar y a expandirse por el mundo, se fueron creando distintas tradiciones, propias para cada cultura.

     Al separarnos y quedar incomunicados, nuestras tradiciones no necesariamente tenían que coincidir o tener similitudes, sin embargo, prácticamente todas las civilizaciones tenían cosas en común, pero por sobre todas ellas, una en especial: La creencia y adoración a los dioses.

     Los dioses como tal han sido muy distintos, aunque las convicciones acerca de sus poderes han sido las mismas. Algunas tribus adoraban al sol, las estrellas, la luna y hasta algunos fenómenos naturales, mientras que otras adoraban ídolos de piedra o madera, o incluso figuras hechas artesanalmente por la fundición de oro o de algún otro metal. Otras culturas mas avanzadas optaron por deidades intangibles, viendo que era mas práctico de este modo su adoración, ya que podían adorarlos en cualquier parte sin tener que depender de los ídolos construidos laboriosamente o sin depender de las condiciones de la naturaleza. De cualquier manera, aún las deidades intangibles presentaron inconvenientes, pues la mente del hombre, por naturaleza se mantiene siempre en exploración y descubrimiento de nuevas verdades, con lo que tarde o temprano, empezaban a dudar de la existencia de esas deidades. Por esto, fue necesario crear representaciones físicas de los dioses, con el fin de fortalecer la confianza y credibilidad, aparte de tener algo tangible a lo que aferrarse.

     Con el tiempo, las tradiciones han ido cambiando aún mas. Muchas culturas han optado por eliminar las religiones politeístas y tener por norma el monoteísmo. De cualquier manera, hace un tiempo discutía junto a unos amigos, ciertos temas relacionados con esto, y nos preguntábamos si nuestras creencias religiosas de hoy, son por convicción o por tradición. Para intentar esclarecer, vamos a definir ambos términos:

Convicción: Seguridad que tiene una persona de la verdad o certeza de lo que piensa o siente.

Tradición: Es tradición todo aquello que una generación hereda de las anteriores y, por estimarlo valioso, lega a las siguientes.

     Dadas las anteriores definiciones, tomadas de diccionarios, nos resulta evidente que aunque el hombre intenta pretender que sus creencias sean por convicción propia, la realidad termina revelando que es mas bien por tradición.

     Cuando se trata de religiones, las tradiciones no han sido tan voluntarias como se pudiera desear, pues se han tomado medidas para obligar a conservar creencias durante el paso de los siglos. Todos recordamos uno de los ejemplos mas drásticos de la historia: La Inquisición.

     En la actualidad, sabemos que muchos países de oriente, utilizan severos castigos para quienes desobedezcan reglas religiosas, incluso en lo relativo a la vestimenta. En occidente somos mas sutiles y encontramos métodos mas prácticos, como lo de inculcarnos desde pequeños un terrible miedo a cuestionar siquiera cualquier asunto religioso, de manera que nuestra mente viene “adiestrada” desde que somos niños para aceptar una tradición que debemos mostrar como si fuera nuestra propia convicción, ya sea por temor, o sea porque realmente nos llegaron a convencer.

     Estos temas siempre son causa de debate, pues la mayoría de personas, además de temer, defienden su temor reprimiendo a cualquiera que ose atentar contra sus “convicciones”. En lo personal, uno de los conceptos que definen mi ideología, es que no creo ideas que se basen en el temor para poder existir. Prefiero la convicción antes que la tradición. Las tradiciones son útiles para muchas cosas, pero el tradicionalismo limita o impide el avance del hombre en su viaje al descubrimiento de nuevas verdades.

0 comentarios:

Publicar un comentario