Redes Anti-Sociales

Redes Sociales     Sea cual sea el lugar donde nos encontremos, lo mas probable es que estemos ligados, directa o indirectamente con algún tipo de red social en línea. Existen hoy día una gran cantidad de estas redes, alcanzando abarcar hasta cientos de millones de usuarios alrededor del planeta.

     Muchas personas fueron cayendo en adicción al uso de estas redes, al llegar a extremos de pasar la mayor cantidad de horas hábiles del día haciendo uso de las redes y cada vez alejándose mas de actividades sociales REALES. En principio, este uso excesivo tenía una gran limitante: Las personas requerían estar frente a sus computadores, haciendo que los lugares para utilizarlas fueran los hogares, lugares de trabajo (donde las permitan), centros de Internet y para los que gozan de poseer laptops con conexiones inalámbricas, las zonas eran algo mas amplias.

     Luego surgió una revolución tecnológica, no directamente por parte de las redes sociales, sino, encabezado por los llamados Teléfonos inteligentes (Smartphones), los cuales adaptaron capacidades para conectarse directamente a las redes sociales, a través de las redes de telefonía móvil. Con esto se elimina la limitante de tener que estar frente a la computadora, pues ya se puede llevar la computadora en el teléfono móvil a todas partes.

     La cada vez mayor variedad de teléfonos que integran las redes sociales, sumado con planes de servicio orientados específicamente para este uso, ha hecho que gran parte de la población de muchísimas ciudades en el mundo, hoy utilicen redes sociales cada minuto del día. Algunos para seguimiento de otros, algunos para publicar todo lo que hacen en el día, llegando a absurdos tales como: “Estoy en el baño”, “Acabo de almorzar”, “Me cayo mal el desayuno”. Esto lo considero absurdo, sin embargo, cada quien con lo suyo, hasta ahí el único afectado (por el desperdicio de tiempo) es el que vive publicando todo lo que hace (con el riesgo de que alguien utilice esa información para fines maliciosos) y los que le siguen cada publicación, que al parecer tampoco gozan de una vida social en el mundo real.

     El problema real de esto, reside en los chats integrados a las redes, e incluso algunos chats propietarios, como el caso de RIM, proveedor del omnipresente BlackBerry, que con su BB Messenger ha logrado cautivar a millones de usuarios en una gran cantidad de países. Sobre el uso de chats desde el teléfono, surge un fenómeno que casi todos conocemos, y que se trata de que sin importar el lugar, siempre aparece alguien chateando desde su móvil. Este fenómeno está presente en reuniones sociales, creando un aislamiento de la persona que chatea y el resto de los presentes en la reunión. Gente chateando mientras hacen fila para entrar al teatro, en el cine (sí, en el cine y mientras se desarrolla la película), en las oficinas (incluso en reuniones laborales), mientras están con sus parejas, mientras conducen, mientras “comparten” con los hijos…   …en fin, este fenómeno ha degenerado la finalidad original de las redes sociales (aumentar el nivel de vida social), y las ha convertido en Redes Anti-Sociales.

     Sin las redes anti-sociales, las personas ya padecían de influencias individualistas, impulsadas principalmente por el mundo consumista que las presiona a pensar exclusivamente en adquirir cosas para su “beneficio” particular, olvidándose del bienestar común dentro de la sociedad. Ahora con los distanciamientos que nos causa la tecnología (todavía tengo amigos y familiares que insisten en que estas tecnologías realmente nos acercan mas), cada día vamos perdiendo, no solo nuestra convivencia social real, sino también, perdemos nuestra identidad, tanto individual como en conjunto como sociedad. Ahora nos convertimos en masas tontas, fáciles de manipular, algo excelente para el capitalismo, el cual puede guiarnos tan fácilmente como un pastor a un rebaño, para dirigirnos en la dirección deseada, que normalmente es el consumo desmedido. Si creímos estar hartos de las películas de Zombis, pues ahora en nuestro mundo real tenemos presente a los BB-Zombis (Usuarios de BlackBerry) y a los demás zombis de otros aparatos, que viven absortos por las redes anti-sociales.

6 comentarios:

Atilio dijo...

Totalmente de acuerdo...

Emilio Ferreyra dijo...

Excelente enfoque Lu.

Anónimo dijo...

Yo espero que tu no entre mas a Facebook o a Hotmail o twitter y asi das el ejemplo

Luduing Rodríguez dijo...

No poseo cuenta (ni pienso crearla) en Twitter, ni es secreto que siempre he sido muy crítico con esa forma de "micro blogging". Hotmail NO es una red social, sino, un servicio de correos.

Facebook es una red social, y sí la utilizo. El uso que le doy es especialmente como red social, y la utilizo en lugares específicos. NO poseo un teléfono con capacidad para redes sociales, por lo que no soy usuario de su forma degenerada (redes anti-sociales).

Lo que se expone en el artículo no es el uso directo de las redes sociales como tal, sino, de la degeneración provocada por combinarlas con los móviles y volver a la población en un conjunto de Zombis.

un saludo!

Yhoanny dijo...

Totalmente de acuerdo, tanto así que no tengo Facebook, mucho menos Twitter, y en los tiempos en los q dominaba era el Hi5, tampoco tuve, no me gusta nada de eso.

Rodnie Jorge dijo...

Excelente articulo, un sentido crítico muy necesario actualmente. A pesar de que el titulo juzga el sistema per se en si mismo, el problema real radica en la forma de uso que le dan los títeres que conforman ese rebaño, espero me interpretes.

PD: Tuve que sombrear cada párrafo para poder leer el texto, el color de las letras no es factible para ese fondo.

Publicar un comentario