Guayacanes nacionales

“Es la ley de la guerra que los vencedores traten a los vencidos a su antojo”Cayo Julio César
Guayacán     Visitando un museo ubicado en “La Isabela”, Rep. Dominicana, en la zona donde Cristóbal Colón arribó por vez primera a la isla de “Quisqueya” (posteriormente “Santo Domingo”), en el año 1492, me detengo a fotografiar este árbol conocido como “Guayacán”, que según el guía del museo, tiene unos 500 años ya, es decir, es de la época de los colonizadores.

     Curiosamente, esta visita la hago justo dos días después de que en República Dominicana se celebrase el “día de la restauración”,  que fue una guerra donde los nacionalistas dominicanos lucharon para recuperar el control del país, que había sido recolonizado por España (400 años después de la primera colonización). Este día es celebrado con mucho fervor y la gente deja sentir su patriotismo mostrando la bandera nacional en el frente de sus casas durante todo el día.

    Pero pensando cinco siglos antes, cuando Cristóbal Colón llegó por vez primera a la isla, ¿estaba habitada por dominicanos? ¿o acaso eran los taínos quienes habitaban estas tierras?

     Dejando sarcasmos fuera, no hay que estudiar mucho para saber que los taínos eran los habitantes isleños, quienes no conocían escudos ni banderas, por lo tanto, no conocían de patriotismos y/o nacionalismos.

     Lastimosamente (como diría una persona que conozco), los taínos fueron dominados por los conquistadores, quienes a fuerza de cañón, los doblegaron, los controlaron con el látigo y la espada, esclavizándolos para obtener mano de obra gratuita, así como en cada lugar donde existió y existe la esclavitud. Bien es cierto que no todo fue fácil, pues algunos taínos eran bastante aguerridos, principalmente Caonabo, hombre valiente y quien liderara Maguana, uno de los cinco cacicazgos en que se dividía para entonces la isla. Este cacique lideró ataques contra los españoles, llegando a causar bajas importantes y sensibles, como fue el ataque al “fuerte La Navidad”, donde los guerreros de Caonabo acabaron con los 39 guardias que vigilaban el fuerte y posteriormente quemaron el fuerte por completo.

     ¿Caonabo luchaba por su patria? ¿o luchaba para defender a su gente, fuere del cacicazgo que fuere, de los abusos cometidos por los conquistadores?

     Después de los españoles haber tenido control absoluto de los taínos, poco a poco los fueron exterminando, hasta llegar a su extinción total. Luego de esto, la isla empieza a poblarse de españoles y posteriormente de mezclas con africanos y probablemente otras nacionalidades de origen, sumado a hijos mestizos de españoles con mujeres taínas, que tuvieron antes de haber exterminado los originales nativos.

    Hoy hablamos de nacionalismo y patriotismo, mientras olvidamos que los pobladores previos a los españoles, fueron esclavizados y masacrados hasta su extinción. Hablamos de orgullo nacional, cuando ignoramos que el lenguaje que utilizamos para expresarnos, es el de los conquistadores que llegaron hace mas de 500 años. Hablamos de independencia, cuando desconocemos la manera en cómo funciona la economía nacional, la deuda eterna, el secuestro económico de las entidades como FMI o el Banco Mundial.

     Hablamos de ondear en alto nuestra bandera nacional, mientras ignoramos que somos como el árbol Guayacán, plantado hace 500 años y ahora utilizado como madera, no solo para aquellos que lo plantaron, sino, para toda nación poderosa que sepa aprovecharse de la ignorancia colectiva en países cuyos habitantes, en lugar de luchar por el bien de todos, contra la corrupción y contra todos los males que afectan nuestras sociedades, prefieran vestirse bien y salir a desfilar, en honor a una bandera, un himno o un escudo que alimente su ego personal, al menos durante un día.

0 comentarios:

Publicar un comentario