Fiestas Paganas



Al acercarse el tan sonado día de "Halloween", podemos recordar algunas cosas, que mucha gente por mas que se lo dicen, nunca recuerda: ¡Se trata de una Fiesta Pagana!

Lo curioso es que muchísimos de los que festejan el 31 de Octubre, son de religiones que condenan el paganismo, pero ignoran tanto lo que hacen que al parecer no tienen ninguna convicción propia y por tanto, simplemente actúan por inercia, siguiendo las masas. Son antipaganos celebrando fiestas paganas. Que falta de sentido común.

De cualquier forma, entraremos a tocar el tema de las Fiestas Paganas, por lo que está claro que primero citaremos la definición de "Pagano", para ir aclarando los temas.

"Pagano es un concepto que se encuentra por vez primera en inscripciones cristianas de principios del siglo IV en el ámbito cultural del Imperio romano para designar a quienes en aquella época veneraban a los dioses y, por ende, rechazaban la creencia en un dios único que, según las creencias judías y cristianas, se habría revelado en la Biblia.

Aunque algunos paganos podían tener creencias filosóficas de tipo monoteísta, se diferenciaban de los judíos y cristianos (y posteriormente de otras religiones abrahámicas como el Islam) en que no consideraban a la Biblia como libro sagrado ni rechazaban las prácticas tradicionales de veneración a los dioses, que cristianos y judíos calificaban de idolatría
."

Esto deja claro algunas cosas, tales como:

- Adorar varios dioses es paganismo, por lo que si eres de los que le rezan al sol o a la luna o al cielo, probablemente seas un pagano.

- Adorar ídolos, es paganismo, por tanto, si eres de los que tienen estatuillas de santos, vírgenes y otras representaciones físicas de personajes "divinos", probablemente estés idolatrando y esto significa que eres pagano.

- Aunque no esté en la definición de Wikipedia, el sentido común deduce que si celebras fiestas paganas, eres un pagano consumado (Incluso si lo haces por ignorancia).

Al final podemos ver que la vida moderna esta plagada de paganismo y aunque las grandes organizaciones religiosas hacen su esfuerzo por llevar el control, resulta casi imposible que tengan éxito.

Actualmente adoramos al dinero, que es aunque no querramos admitirlo, el dios del mundo capitalista y los que vivimos en las sociedades de ese mundo, hacemos todo en torno a el. Nos levantamos pensando en el adorado dios pagano llamado dinero, salimos a trabajar todas las horas del día intentando tener una parte de ese dios. Hasta nuestros sueños se ven regidos por el dinero, cuando muchísima gente desea sacarse la lotería y sentirse cerquita de ese dios.

Creo que esto último reúne a demasiadas personas, independientemente de sus religiones, casi todos en común adoran a ese dios llamado dinero, aparte del dios de sus religiones, por lo que el adorar varios dioses los convierte por definición en PAGANOS.

Mi objetivo no era contrariar, aunque confieso que me provoca jocosidad. El hecho es que quería hacer notar lo distanciado que está todo el mundo entre sus creencias religiosas, supuestamente por convicción propia y lo que realmente hacen en sus vidas. Siempre superponiendo el paganismo sobre sus supuestas convicciones, lo que los pone en evidencia y por sentido común, se puede sugerir que todos ellos deberían reevaluar sus creencias y estar claros en cuales son sus verdaderas creencias, pues no creo que sea mentalmente saludable profesar una creencia y luego contradecirla en las acciones que se realicen.

No seguire expresando todo lo que tengo en mente, pues hoy trabajé una jornada de 13 horas por el dios dinero, aunque ni siquiera me pagan horas extras. ¡Que jodido dios dinero, tan infame y manipulador!

Les dejaré esta canción que sirve para expresar al menos parte de lo que por agotamiento no puedo escribir. Les dejo con "Fiesta Pagana" del grupo español "Mago de Oz":

TV: El Dios del consumismo



"Amarás a Dios sobre todas las cosas"

Si bien he escuchado esa frase miles de veces, ahora que lo analizo, veo que me dijeron la frase, pero no me aclararon a que Dios se referían. Se trata de un dios que está omnipresente, que todos lo adoran, que todos le rinden culto, que todos obedecen, que todos temen, en fin, que resulta bastante obvio que se trata de la Televisión.

Se que puede sonar algo profano lo que acabo de mencionar, sin embargo, no está lejos de la realidad. No hace falta un análisis profundo ni nada. Solo basta que cada quien se pregunte, ¿Por qué somos adictos a la TV?

¿Acaso no es cierto que la mayoría de las personas, al menos en el mundo occidental, lo primero que hacen al levantarse es encender la TV?

De hecho, si perdemos la señal del Cable, nos enloquecemos. Aparte de que adaptamos nuestro estilo de vida para no perdernos determinados programas, incluso cancelamos citas si es necesario. ADORAMOS la TV, le rendimos culto, es lo primero que vemos en el día y probablemente lo último por la noche. Creemos todo lo que nos dice y si dice algo sobre un peligro, nos atemorizamos por su profecía. Vamos, que es todo lo que humanamente atribuimos a un dios. Incluso permitimos que la TV eduque a nuestros hijos, en muchos casos con consecuencias lamentables, no solo para los padres, sino para la sociedad misma.

El Sentido Común no existe cuando dejamos que la TV piense por nosotros y simplemente nos idiotizamos ante ella. Es parte indispensable de nuestra vida y de alguna manera nos mantiene atado a la sociedad consumista del "mundo moderno".

Por lo expuesto anteriormente, me refiero a la TV como "El Dios del Consumismo". Esto es, dado que la TV, al menos en la era actual, es el arma mas eficaz que tiene el sistema capitalista para controlarnos y obligarnos de forma casi subconsciente a comprar todo aquello que no necesitamos.

No entiendo como pudimos permitir que la "caja tonta" como muchos "herejes" la llaman (lo de hereje es en tono de broma, en alusión a que la TV es un "dios"). El caso es que muchas personas están dispuestos a perder cualquier cosa, excepto su TV. Se arman discusiones y peleas por la TV y resulta claro que se pueden manipular las grandes masas de manera remota. Basta ver en tiempos de elecciones presidenciales, donde el partido que pueda gastar mas dinero, que por lo general es el partido de gobierno (gracias al dinero del mismo pueblo), se vierte una gigantesca ola de publicidad en todos los niveles y la gente termina creyendo las mentiras que en otro momento resultarían muy obvias, pero al saturarnos de tanta publicidad, no podemos ni notarlo.

La TV nos muestra lo que podemos ver, lo demas nos lo oculta y para nosotros, si no sale por TV, no existe.

Para mi propia persona, hice un experimento, algo simple y a la vez complicado, se trata de pasarme una semana sin encender la TV. Casualmente durante esa semana, recibí llamadas como nunca por parte de mis amigos, que estaban presentando esto en tal canal, que el partido ya empezaba, que tal película, en fin, aplicando mi conocida (por quienes me conocen personalmente) paciencia y fuerza de voluntad, logra "sobrevivir" a mi semana sin TV. Luego de ahí, estoy convencido de que hay vida mas allá del Dios del consumismo.

Actualmente, no veo mucho la TV, solo ocasionalmente para ver un evento deportivo o reunirme con unos amigos a ver una película, pero no sigo fijamente ningún show, ni me preocupo por llegar a una hora determinada a mi casa. Puedo prescindir cualquier día de la TV. Es un Dios al que me he renegado y a quien no pienso rendirle mas culto. Tú también puedes, solo piensa que tu vida debe ser mas que eso, no se puede vivir solo para sentir pena del modo de vida y querer compensarlo dejando que la TV nos "oriente".

Una prueba de que casi no veo TV es que en el trabajo aveces me hablan de algo que acontece en un lugar determinado y yo pregunto de que hablan y me espetan: ¿Pero tu no ves Televisión? A lo que contesto con una sonrisa: ¡La verdad es que no!


La luz al final del tunel

 
Fotografía por: Juanra, (http://labombilla.blogia.com/ )

"La luz al final de tunel" es una frase que escuchamos desde que hacemos uso de razón, pero quizá nunca indagamos suficiente en su significado en los distintos aspectos que puede ser interpretada. Vamos a hacer nuestra interpretación y descripción a nuestra acostumbrada manera.

En el aspecto físico, se produce el fenómeno de "La luz al final del tunel" en situaciones distintas, pero con causas similares. Una causa algo común es cuando el suministro de sangre va abandonando el cerebro (Causas como heridas, ir a muy alta velocidad, etc), entonces el cerebro va dejando de procesar las imagenes en detalle y se pierden los colores. Al parecer, el cerebro lo unico que muestra es un foco de luz en medio de la oscuridad, lo que se asemejaría a un tunel oscuro y al final de éste, se vería la luz.

Un académico de lo que fué la Unión Soviética, llamado Negovsky, quien fuera experto en "Reanimación", define el fenómeno de esta forma:

Es una "visión de túnel" que se produce como resultado de la hipoxia de la corteza del lóbulo occipital.

En este aspecto, el fenómeno está asociado a cuando una persona va perdiendo los signos vitales. Se cree que cuando una persona está muriendo, las estructuras del cerebro van cediendo desde las mas recientes hasta las mas antiguas, lo que podría asociarse con aquello de que personas que han sido reanimadas, cuentan que luego de haber visto la luz al final del tunel, vieron toda su vida pasar ante sus ojos, retrocediendo en el tiempo, incluso hasta su infancia.

Pueden leer mas sobre este tema en la fuente que he consultado: Clic aquí

El otro aspecto que trataremos es el de la metáfora, que es el que comunmente escuchamos. Se trata de cuando se visualiza la salida a alguna crisis o situación complicada. Por ejemplo, cuando una persona está pasando por una crisis económica y no encuentra como superarla, si alguien le ofrece una cantidad de dinero, esa persona diría que vió su luz al final del tunel.

De esa misma manera, hemos escuchado esa expresión muchísimas veces durante nuestra vida, siempre aplicada como una metáfora ante las adversidades de cada persona o grupo de personas (o sociedades completas).

Pero una aplicación, a modo de reflexión, sería aplicarla a nuestro propio ser. Algo mas profundo en nuestro interior, cuando vemos o cuestionamos sobre nuestra propia existencia y nos aparecen dudas que nos atormentan. En esos momentos nos sentimos en la oscuridad total y buscamos esa luz al final del tunel, que sigue siendo una manera de expresarnos, donde la oscuridad significa la suma de todas nuestras dudas y la luz representa las respuestas que buscamos, pues por nuestra naturaleza, siempre buscamos la luz, aunque otras especies se refugian en la oscuridad y esta metáfora les resultaría totalmente absurda.

Tengamos siempre claro hacia donde queremos llegar y sobre todo, quienes somos como personas, asi cuando nos encontremos en la oscuridad respecto a dudas existencialistas, simplemente recordamos eso, quien soy y hacia donde quiero llegar. Creo que con eso, aunque obviamente no se aclararán todas las dudas, nos servira al menos, para visualizar y guiarnos de una pequeña Luz al final del tunel.


¿Dios es capitalista?

Quizá una controversia masivamente aceptada, es el hecho de que en los billetes del dolar estadounidense (y también en las monedas), se imprima la frase "IN GOD WE TRUST" (EN DIOS CONFIAMOS), dado que esto en primera instancia, no permite la libertad de creencias religiosas, o las permite limitándose a las religiones cuya máxima divinidad o representante es Dios.

Por otra parte, consterna la hipocrecía de tantos millones de creyentes, quienes defienden verbalmente la biblia que usan de referencia, pero permiten abiertamente que se mezcle su fe con el Capitalismo.

Pese a mis siempre controvertidas opiniones o puntos de vista, sepan que desde mi infancia, siempre he estado en contacto con la lectura de la biblia, aunque sin fines teológicos, mas bién, cosas de familia. El hecho es que varias lecturas nunca las olvido, y una de ellas es cuando Jesús fué cuestionado acerca de si se debían pagar los impuestos que los cobradores exigían. Jesús, tras aclarar que la inscripción en las monedas era la cara del César, dijo:

"Dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios" (Mateo 22:21)

Con esto quedando aclarado hace 2000 años, han crecido y se han multiplicado las religiones de occidente, sin embargo, luego que el sistema capitalista se da cuenta de los tantos millones de creyentes que existen en el mundo y de que en sus fundamentos existe una información como esa, hacen uso de las técnicas que mejor conocen: Manipulación.

Alegando que era una estrategia para cuidarse de los movimientos comunistas que crecían hace varias décadas, el gobierno de EUA decide imprimir ese lema de "IN GOD WE TRUST" en los dólares, lo cuál va directamente en contra con las predicaciones de Jesús, pero obviamente al Capitalismo no le importa eso. Lo que me causa consternación, es que los "fieles creyentes", principalmente católicos, no solo no se oponen a esto, sino, que lo defienden.

Hace poco tiempo atrás, una asociación para la "Libertad de Religión", en los Estados Unidos, interpuso una demanda federal para que el gobierno de Obama retire el "IN GOD WE TRUST" de las monedas y dólares. No solo basándose en las convicciones religiosas, sino, también basándose en las supuestas libertadas de ideología que la constitución de EUA lleva incluídas. (Fuente: Ver en Web origen)

Pero en la lucha Religión Vs. Capitalismo, siempre gana el dinero, de ahí la pregunta que da origen a este artículo:

¿Dios es Capitalista?

Es como si para lo que no tenga que ver con dinero, se defiende a Dios con uñas y dientes, pero si hay dinero de por medio, se pueden hacer toda clase de excepciones que son mayormente aceptadas por todos.

Soy partidario que el ser humano debe ser libre de creer en sus propias convicciones, sean cuales sean, pero cuando las personas cambian fácilmente sus convicciones "a pedido", creo que lo mas lógico es creer que sus convicciones eran débiles, lo que en la biblia aparece en una frase de Jesús que dice: "Hombres de poca fé"

Y para los que defienden lo indefendible, cito otra frase de la biblia: "Hipócritas, raza de víboras".


El Vacío Existencial

No podemos tratar un tema tan profundo como este, sin definir primero el concepto de Existencialismo:

"En el principio de una maravillosa historia concepto de existencialismo es confuso y oscuro. No hay una definición teórica clara y unánime. Sin embargo, la concepción más compartida apunta hacia un movimiento filosófico, cuyo postulado fundamental es que son los seres humanos, en forma individual, los que crean el significado y la esencia de sus vidas."

Tal como empieza la explicación de Wikipedia, no hay una definición perfectamente clara al respecto, por lo que la subjetividad queda presente.

El ser humano en su trayecto por la vida, va intentando llegar a algún destino que le haga sentir que su vida tiene un significado y que vale la pena luchar por ello. Esa lucha por llegar, implica que durante el camino, existan también objetivos menos ambiciosos, pero igualmente importantes para el individuo. Los objetivos son muy variados, tal como mencionamos en otras publicaciones relacionadas al éxito o a la superación personal, puede tratarse de temas económicos o riquezas, asuntos sentimentales, estatus social, etc.

El caso es que cuando el individuo no consigue alcanzar uno o varios de esos objetivos, que dicho sea de paso, fueron objetivos planteados por si mismo (en ocasiones bajo influencias externas, como la sociedad misma, tendencias religiosas, política, consumismo, capitalismo, etc.), empieza a presentarse una sensación de fracaso y frustración, que poco a poco va provocando que se pierda la fe en el significado de su propia vida, en su existencia como ser humano. Es lo que puede llamarse como el Vacío Existencial.

Cuando padecemos de un vacío existencial, nos encontramos ante una depresión inminente, pues nadie puede lograr nada si no siente que su vida tiene un propósito o significado. La persona debe creer en si misma antes de poder creer que puede lograr cualquier cosa. Es igual con el hecho de ser feliz, primero debemos encontrarnos con la felicidad, para luego poder compartirla con otras personas.

Uno de los errores que cometemos es enfocarnos o concentrarnos en la causa que conllevó al vacío existencial. Por ejemplo, si tuvimos un fracaso en un objetivo económico, nos ponemos simplemente a lamentarnos de la crisis que nos dejó ese fracaso y que si no hubieramos hecho esto o aquello, no hubiera sucedido. De esa forma nos hundimos mas en el vacío. Probablemente, en nuestra mente se encuentran las ideas necesarias para superar ese fracaso, pero como no nos concentramos en buscar SOLUCIONES, no hacemos mas que aumentar el problema.

Las causas por las que se crea un vacío existencial son demasiado variadas como para describirlas aquí, por lo que mejor tocaremos un tema que también tiene mucha variedad, pero que solo trataremos de forma breve:

¿De que forma las personas intentan llenar su vacío existencial?
Muchas personas que he conocido durante mi vida, no reconocen o quieren reconocer sobre el vacío que llevan consigo, sin embargo, hacen cosas que a mi juicio, no harían si sintieran plenitud en su interior.

Algunos adictos al dinero, centran todos sus esfuerzos en hacer negocios constantemente, incluso llegando a ocuparse día y noche, lo cual al parecer no llena su vacío, pero el estar siempre en su quehacer, no le da tiempo para pensar en eso.

Otros puede que intenten buscar la solución en "los placeres de la carne" (Siempre me pareció graciosa esa expresión), lo cual les brinda una satisfacción temporal, pero periódica.

Otra forma, que no voy a discutir mucho para no hundirme en la controversia, es la de las religiones. Muchas personas buscan llenar el vacío existencial integrándose a alguna religión que les muestre de manera predeterminada, las reglas que deben regir sus vidas, lo que pueden y no pueden hacer. Al parecer, de alguna manera, esto les brinda a las personas cierta libertad mental, pues ya no tienen que preocuparse por plantearse sus objetivos individuales, la religión los ha planteado por ellos y solo tienen que seguirlos, para lo cual, cuentan con la ayuda de su "líder espiritual" (que tiene distinto nombre, según la religión que sea). Al parecer, esto explicaría por qué existen tantas religiones y por qué las personas están tan ávidas de ellas, aunque no me baso en un estudio científico para decirlo, es mi percepción particular.

De esos métodos que recién mencionamos, podemos encontrar soluciones que pueden durar algún tiempo funcionando, aunque creo que el mas duradero es el de la religión. De cualquier manera, esto no es algo genuino, no nos dará el significado real que buscamos en nuestra vida, porque dejamos de seguir la base del existencialismo, donde se supone que el ser humano, de forma individual, es quien crea el significado y la esencia de su vida.

Particularmente creo que lo primero que debemos analizar sobre nosotros mismos, es si los objetivos que nos planteamos, son realmente lo que nosotros deseamos o si son fruto de influencias externas, para que de esta forma, no caigamos en la trampa del éxito, que al llegar a la cumbre, nos demos cuenta que toda la vida luchamos persiguiendo algo que al final nos dejó con un deprimente Vacío Existencial!


Versos: Anoche he tenido un sueño



Anoche he tenido un sueño
que me obligó a recordar
que lo mejor de la vida
siempre requiere esperar

Esperar por el destino
esperar lo inesperado
parece un largo camino
puedes quedar agotado

Muchos momentos felices
que no duran mucho tiempo
pues carecen de raíces
y se van en su momento

Anoche he tenido un sueño
que me mostró una verdad
que el controlar tu destino
te brinda felicidad

Felicidad duradera
no es muy fácil de encontrar
ilusiones pasajeras
de esas sí encuentras un mar

Anoche he tenido un sueño
y no se si entiendo bien
pues ponía mucho empeño
en que hoy soñaría también

No se qué dice el destino
y no se cuál es su empeño
pues resulta que contigo
Anoche he tenido un sueño


Relato: El camino a la luz


"Danzamos alrededor de un anillo y suponemos, pero el secreto reside en el centro y sabe."
Robert Frost, "El Universo"

El universo puede definirse simplificadamente como "Todo lo que existe, girando como una única cosa". Partiendo de eso, donde quiera que estemos, quedamos relegados a ocupar un espacio infinitamente pequeño respecto al resto del universo y sobre todo, a una distancia infinitamente grande del centro del universo.

Lo cierto es, que en el camino que recorremos en nuestro propio interior, descubrimos que nosotros individualmente somos el centro del universo que nos rodea, es decir, toda nuestra vida, lo que vemos, lo que sentimos, todo lo que nos acompaña en nuestro viaje, todo eso es nuestro universo relativo, un universo individual para cada persona.

Luego de descubrir que soy el centro de mi universo, el silencio interior que antes me llenaba de desesperanza, deja de ser una preocupación. La oscuridad que no me dejaba ver nada, se desvanece ante la gran cantidad de luz que emiten las estrellas que giran en torno a mi propio ser. Antes no podía verlas, mi mente no se enfocaba en que todo eso existía, solo me dejaba llevar por lo negativo de la oscuridad y silencio que llenaba mi interior.

Ahora descubrí el camino a la luz, la luz tan fuerte que no existe ningún problema en seguirla. Ese camino que lleva a cualquier parte, pero siempre a algo nuevo por descubrir. Probablemente algo bueno, depende lo que nos concentremos en encontrar.

Ya no existe oscuridad, es difícil creer que todo esto está en mi propio interior. Todo un universo se puede resumir en un espacio tan reducido como el interior de una persona. Creo que lo que nos pasa es que vemos lo que no debemos ver. Nos enfocamos en el problema y no en las miles de soluciones que puedan existir.

El silencio interior nos invade cuando dejamos de escuchar nuestros propios pensamientos. Perdemos el camino a la luz cuando nos concentramos en los lugares con oscuridad. En fin, vemos y escuchamos lo que queremos ver y escuchar. Todo está en nuestro interior y nosotros somos el centro de nuestro universo, por lo tanto, nosotros tenemos el poder de DECIDIR cómo hacemos girar lo que nos rodea.

Ahora estoy decidido a salir del abismo en que me hallaba, gracias a que pude descubrir que dentro de ese abismo que era mi propio interior, se encuentran tantas cosas que me brindan su luz y que siempre han girado a mi alrededor. He descubierto el camino a la luz y ya estoy en marcha. No sé a dónde me llevará, pero es mi viaje hacia conocer nuevas experiencias, hacia el destino, si existe tal cosa.


El Sacrificio

Definición de Wikipedia:
"Sacrificio, del latín: sacrificium, sacrum facere (hacer sagrado) es un concepto que, a nivel religioso, implica la ofrenda hecha a la deidad de un don perceptible por los sentidos, como manifestación externa de nuestra veneración, que tiene por objeto alcanzar la comunión con ella.

La ofrenda no se convierte en sacrificio sino hasta que el don visible sufre una transformación como, por ejemplo, al ser muerto, o al derramar su sangre, al quemarlo, al derramarlo, etcétera."

Si vieron la película de ciencia ficción "Constantine", habrán visto que se hace uso del sacrificio, cuando para evitar que el Diablo se salga con la suya, Constantine se corta las venas, valiéndole ese sacrificio para librarlo de su condena al infierno.

Todo eso es ficción, pero la vida real está plagada de situaciones en las que hacemos de algún modo un sacrificio.

No siempre será un sacrificio tan drástico como el cortarse las venas, pero si hay muchas cosas que deben considerarse como sacrificio.


Por ejemplo, algún sacrificio pequeño, es cuando un grupo de amigos se reúnen para comer y debaten sobre lo que van a pedir. La mayoría quiere algo específico, pero tu quieres otra cosa, sin embargo, para no contrariar, aceptas comer lo mismo que quieren tus amigos. Ahí has realizado un sacrificio, y aunque nadie te lo va a reconocer, al final te queda la satisfacción del buen momento que pasaste con tus amigos.

Así mismo vamos sacrificando muchas cosas en nuestras vidas, algunas de mayor valor e importancia. Mientras más valoramos algo, más fuerte es el sacrificio que hacemos al dejarlo atrás.

A veces nos pasamos mucho tiempo trabajando, sacrificando a gran escala nuestro estilo de vida, con la esperanza de que ese sacrificio se verá recompensado. Algunas veces creo que esperamos demasiado, pues nos basamos en resultados que al final dependen de otros y no de nosotros mismos.

Otros sacrificios son mas personales y por lo general son de los que mas trabajo cuesta realizarlos, sin embargo, son quizá los mas importantes para nuestra vida, porque esos son los sacrificios que nos liberan de la carga que por lo general frena nuestro viaje a la felicidad. Esta carga puede significar algo que ya no nos pertenece y nos negamos a dejarle ir, sin embargo, mientras no sacrifiquemos esa "carga" y la dejemos atrás, nos estará haciendo el camino cada vez mas lento, al mismo tiempo que nosotros perjudicamos a otros, sin que realmente exista una necesidad para ello.

Por eso es que debemos analizar nuestra vida, plantearnos lo que queremos conseguir, pero preferiblemente que su resultado dependa de nosotros mismos en lugar de otros. Todo lo que no hemos querido dejar atrás, pero que sabemos que DEBEMOS dejarlo, vamos a hacer el sacrificio y seguir nuestro camino, esperando que sea el camino hacia la Felicidad y sabiendo que nuestro sacrificio, no solo nos va a beneficiar librándonos de una carga (emocional, laboral, espiritual...), sino, que también ayudaremos a otros que pudieran verse afectados indirectamente con nuestra actitud.

El ser humano es complicado, nuestra mente es muy compleja, por eso, para simplificar nuestra existencia, todo es menos complicado si nos basamos en el Sentido Común para cada aspecto de nuestra vida y aceptamos el sacrificio como una herramienta para mejorarla.



El Destino



Definición según Wikipedia:

"Destino es el poder sobrenatural que guía las vidas de cualquier ser de forma necesaria y a menudo es fatal. En la cultura occidental la mayoría de las religiones han creído en formas de destino, especialmente relacionada con la predestinación. El destino es un camino con muchas direcciones."

Ciertamente, hay que aclarar que no todo el mundo cree en la existencia del destino, por lo tanto, este es un tema que siempre se mantiene sujeto a interpretaciones, que es justo lo que queremos hacer ahora, es decir, vamos a exponer una interpretación.

Siempre que avanzamos en el camino de nuestras vidas, nos encontramos situaciones que afectan directamente todo lo que somos, nuestro ánimo, nuestros sentimientos, nuestras creencias, nuestras ganas de seguir adelante. En fin, son muchas cosas que van cambiando según la situación que vivamos.

Estos cambios son parte de la vida y lo normal es que asi sea. Lo normal es que si avanzamos por un camino, nos encontremos varias cosas (situaciones o acontecimientos). Lo que no esta claro es si todo lo que nos ocurra es casualidad o se trata de ese poder sobrenatural llamado Destino.

Una de las razones por las que muchos no quieren creer en el destino, es porque sienten que deben tener control sobre lo que ocurra en sus vidas, en lugar de que el destino sea el que ponga las cosas en un orden específico.

Suponiendo que sí existe ese destino, de todos modos, los acontecimientos que nos traería, son en el futuro, por lo tanto, no sabemos lo que vendrá, lo cual en cierto modo es interesante, pues para mí no es agradable saber de antemano todo lo que va a ocurrir. Es como conocer el final de un libro antes de empezar a leerlo. Lo mejor es leer la historia y que cada cosa que pase sea una aventura, pero que sobre todo, no tengamos la certeza de como terminará la historia hasta el momento de concluirla.

La gente suele preguntarse que le depara el destino, si logrará alcanzar ese sueño, si encontrará el amor verdadero, si obtendrá la independencia financiera, entre muchos otros deseos. La verdad es que todas estas cosas no son como para sentarse a esperarlas. Debemos seguir avanzando en nuestra vida y concentrarnos en lograr realizar nuestros objetivos. Si existe el destino y es coincidencia que lo que traiga el destino es justo lo que queriamos, pues perfecto, pero si no existe, de todos modos nosotros ponemos nuestro esfuerzo en lograrlo y de ese modo adquirimos la satisfacción de haberlo conseguido.

Por experiencia, que se que comparto con la mayoría, los objetivos que cuesta mas esfuerzo alcanzar, son los que brindan la mayor satisfacción y también la mas duradera. Esto es una realidad y no sé si lo mas satisfactorio es el hecho de saber (o creer) que el logro lo obtuvimos por nuestro propio esfuerzo y no por cosas del destino. Si lo logramos porque de todos modos lo teniamos predestinado, entonces la satisfacción ha de ser porque no teniamos la seguridad de que realmente lo alcanzaríamos y el hecho de saber que podríamos fallar en el intento.

En la vida necesitamos siempre seguir avanzando y llenándonos de satisfacción, rumbo a la felicidad duradera. Aceptemos los retos que se nos presentan y confiemos que que siempre podemos superarlos, sea por que somos fuertes y persistentes, o sea porque hay un poder sobrenatural que guía nuestras vidas, lo importante es que nos orientemos en tener una vida plena y alegre y luego poder compartir esa alegría con el mundo.

Si el destino es real, de algún modo nos traería la felicidad en algún momento. Si no es real, esa felicidad debemos alcanzarla de todos modos. Solo hay que creer que sí podemos, tomar acción y ser perseverantes, pues no siempre se gana en el primer intento.




Relato: El Silencio Interior

El sonido del silencio es lo único que se escucha cuando uno se interna en su propio interior.

El silencio es perturbador, nada parece impedirle invadir todo mi interior. Se siente como estar dentro de una cueva oscura y solitaria.

No puedo alzar mi voz, mis cuerdas vocales parecen estar ausentes. De nada servirían, pues me encuentro en la compañía exclusiva de la soledad. Aun sabiendo esto, quisiera hablar y no callar hasta sacar el último secreto de mi interior.

Todo está oscuro, siento haber llegado al fondo de un profundo abismo. Me invade la desesperanza por no saber si podré salir, pero mas allá de esto, una intensa curiosidad me controla y me anima a buscar una salida. La necesidad de saber que hay afuera, donde hay luz. ¿Habrá un mundo utópico esperando a mi salida?

No tengo idea de cómo estará el mundo fuera de mí. Ya no recuerdo como me adentré en este silencioso y oscuro abismo, de hecho no recuerdo por qué mi ser ha quedado aislado, en total soledad.

Recuerdo que tenía muchos amigos, gente que se preocupaba por mí. Tambié recuerdo familiares que llamaban para saber como me iba en la vida. ¿Que será de ellos? ¿Donde están todos? ¿Por qué nadie habla y rompe con este silencio tan fuerte?

El silencio interior me confunde, no puedo discernir si se trata de un silencio dentro de un abismo o el abismo en sí mismo, se trata de mi propio interior.

Le intento buscar significado a la oscuridad. Entra en mi pensamiento el recuerdo de la frase "Se cosecha lo que se siembra". La verdad ahora que lo analizo, no logro entenderla. Creo haber obrado bien, siempre preocupándome por el bienestar de los demás por encima del mio propio. Siempre haciendo amistades, nunca haciendo enemistades. Siempre ofreciendo cordialidad y amabilidad a quienes me rodean. No logro entender este vacío ni este silencio ni esta soledad. ¿Acaso se trata de que debí haber hecho mas por mi mismo, preocupándome por mi propio bienestar en lugar del de los demás? No lo sé, eso podría caer en egoísmo y al parecer nunca ha formado parte de mi naturaleza.

Mi mente no esta procesando ideas como solía hacerlo. No puedo hablar con mi propio Yo, pues el silencio es tan grande, que no deja escuchar ni la voz de mi conciencia. Solo puedo sentir. Tengo muchos sentimientos, aunque parece que no los comprendo en su totalidad. Algunos logran controlar mi forma de pensar y hasta de actuar.

Poco a poco logro vencer el sentimiento de desesperanza y reuno fuerzas para llegar a una salida.

Me he propuesto descubrir qué me espera allá afuera. Sea bueno o sea malo, tengo que saberlo y la manera de hacerlo es superando el oscuro abismo que me envuelve. Solo necesito una luz, por pequeña que sea, así aunque esté lejos, sabré hacia donde debo dirigirme.

Si alguien ahí afuera se preocupa por mí, que me regale un poco de luz, yo pondré todo mi esfuerzo para llegar al final y salir hasta la luz.


Superación Personal

Una de las metas que constantemente nos planteamos, es la de superarnos en distintos ámbitos de nuestra vida. Esta búsqueda nos va llevando a intentar superar barreras, superar otras personas y finalmente, superarnos a nosotros mismos.

Al parecer, es algo instintivo, pues nos resulta natural el siempre querer llegar mas lejos y alcanzar mayores objetivos. Esto es bueno, pues mantiene nuestras vidas animadas y nuestras mentes ocupadas en algo constructivo. El problema es que llega un momento de nuestra vida en el que nos dejamos llevar de las corrientes que nos rodean y dejamos de buscar esa superación personal.

Cuando perdemos ese deseo de superación, nuestra vida se ve nublada y el horizonte parece no poder verse o es que ni siquiera intentamos verlo, dejamos de tener esos pensamientos positivos y nuestra mente se ve facilmente invadida por desesperanza, depresiones, ira, entre otros pensamientos negativos, que no solo nos hacen mas daño a nosotros mismos, sino, que tambié perjudican nuestras relaciones con quienes nos rodean.

Las situaciones que nos plantea la vida que hoy llevamos, frecuentemente nos presenta barreras dificiles de superar, pero si siempre logramos apartar la mente por un momento y esclarecer nuestras prioridades como individuos, no perderemos de vista nuestros mas importantes objetivos, como por ejemplo, el de llegar a ser mejores personas, mejorar la sociedad en que vivimos y mejorar el mundo que nos rodea, pues el mundo en que vivimos reacciona acorde a como actuamos quienes lo habitamos. Siempre debemos recordar que para cada obstáculo que nos ponen en el camino, siempre habrá mas de una manera de superarlo, por lo que no debemos perder nunca la esperanza ni rendirnos, cosa que hacemos de manera sumamente fácil.

La superación de muchos individuos, es la superación de toda una sociedad. ¡Vamos a superarnos!