Páginas en blanco

A falta de perdón, deja venir el olvido” - Louis Charles Alfred De Musset

Pasar pagina     Estamos en un nivel evolutivo relativamente avanzado, si tomamos en cuenta la corta historia de la humanidad, sin embargo, parece que cada una de las últimas décadas, vamos volviendo hacia atrás.

     Dejamos la vida de nómadas, formamos clanes, sociedades, civilizaciones. Como grupos, encontramos la fortaleza necesaria para conquistar el mundo en toda su extensión. Todo esto ocurrió de menos a más. Pero todo cambió. Decidimos entregar toda nuestra fortaleza de grupo, a unos pocos, para que ellos fueran los que nos utilizaran a su antojo. Como una esclavitud voluntaria. Hoy esos pocos se aprovechan de su poder absoluto y su inmunidad auto asignada.

     Nos quejamos de las consecuencias de nuestra decisión, pero aceptamos la realidad como buena y válida, simplemente limitándonos a criticar algunos defectos. La verdad no lo entiendo, ¿cómo lo permitimos? ¿cómo logramos avanzar tanto y luego simplemente dejarlo todo olvidado?

     Aceptar un sistema que concentra las riquezas en unas pocas manos, pero que reparte las crisis entre todas las manos, exceptuando las de los “poderosos”. ¿Qué es el poder? Parece que olvidamos escribir y lo que hacemos es pasar páginas en blanco, en el libro de nuestra vida en la sociedad. Olvidamos lo que era el poder de la unión, olvidamos que la sociedad es la que conforma a la nación, no son las inversores de unas pocas familias con apellidos extranjeros que explotan recursos para luego llevar los beneficios al exterior. No, somos los ciudadanos los que formamos la nación. ¿Entonces no deberíamos ser también nosotros, los ciudadanos, los que decidamos nuestro porvenir? ¿No deberíamos ser nosotros, los ciudadanos, los que tomemos las decisiones respecto la forma de invertir los impuestos que tan exageradamente nos sustraen y que nunca sabemos donde van a parar?

     Quizá debamos retomar la escritura y llenar las páginas, para no olvidar que aquellos a los que entregamos el poder, aprendieron a repartírselo y lo que hacen es turnarse, para no desgastar demasiado su imagen, aunque al parecer ya tampoco les importa la apariencia, porque se dieron cuenta que cada ciclo, nosotros simplemente pasamos otra página en blanco, quedando olvidado todo lo malo que hicieron.

Hipocresía

“La demagogia es la hipocresía del progreso”Pierre-Joseph Proudhon

Hambre     La pobreza extrema, un tema que suele mencionarse en las grandes reuniones de los líderes del mundo. Parece que es un perfecto maquillaje para mantener ciegos a unos miles de millones de personas. Aquellos pocos que no están ciegos, saben sobradamente que es solo hipocresía vil y descarada. Es decir, hablan de reducir la pobreza extrema, mientras envían miles de millones de dólares a países como Israel, el cual mantiene sometidos a los palestinos a un pesado y extenuante yugo e incluso utiliza fuerza militar contra cualquiera que ose llevar ayuda humanitaria a Palestina; esos hipócritas que citan algunos problemas mundiales, pero que se venden y reparten armas altamente destructivas a quien mejor pueda pagarlas, sin importar consecuencias. Esos hipócritas que utilizan la palabra DEMOCRACIA para ir a imponer su fuerza y saquear cualquier país con recursos que interesen a sus voraces depredadores capitalistas.

     Hipocresía es la palabra que mejor define a los llamados “líderes”, que realmente no tienen liderazgo alguno, solo hacen uso de su poder para imponer su estremecedor terror.

     Cuando hablan, por un lado, de proteger al planeta invirtiendo en energías renovables, mientras por otro lado, promueven y venden plantas eléctricas de carbón, destruyen grandes bosques para construir represas, fabrican, venden y usan vehículos de exagerado consumo, gracias a que no les importa el dinero, pues lo tienen todo y además, deciden cuando necesitan simplemente imprimir lo que les falte.

     Hipocresía, cuando van a países donde cada día mueren un montón de niños porque el hambre los destruye por dentro, y en lugar de ayudar, solo chantajean a sus gobiernos para que les firme un contrato en el cual puedan acabar de saquear lo que quede disponible.

     Hipócritas cuando me extienden una ayuda económica, pero a cambio, me dictaminan con quien puedo y no puedo hablar o relacionarme, porque mas que ayuda es chantaje.

     Hipocresía es lo que define el mundo moderno, el progreso. ¿Progreso? no entiendo como podemos hablar de progreso cuando la desigualdad crece con cada minuto que transcurre.

     Hipócrita es la sociedad, que incita a las personas a buscar el éxito personal, sabiendo que eso directamente indica olvidar el bien común y obvia el respeto y la fraternidad con el prójimo.

     Hipocresía también, son las promesas religiosas, de aquellos que viven aprovechándose de la fe de sus fieles, prometiendo que si les dan lo que tienen en esta vida, en la siguiente vida tendrán todo multiplicado por cien.

     Hipócrita todo aquel que se sienta ante un enorme banquete y bendice la comida, en lugar de compartirla con aquellos que no pueden tenerla. Si quieres agradar a tu Dios, ¿no sería mas lógico demostrarlo en obras, en lugar de fingir fe? ¡Hipocresía!