El mundo en nuestras manos

     El planeta que habitas y explotas, casi siempre sin responsabilidad ni medida. El mismo que consideramos nuestro hogar, pero que a diferencia de un hogar, no mantenemos en las condiciones óptimas que amerita. Ese planeta que nos mantiene a todos, pero que todos tenemos en nuestras manos, ese es el planeta que llamamos "Nuestro mundo" y que ya es tiempo que nos dediquemos a entenderlo y tratarlo como hace mucho debimos hacerlo.

    Hasta llegar la raza humana, todo el planeta vivía una especie de ciclo armónico que permitía que toda la vida en la tierra mantuviera un equilibrio natural, solamente alterado mediante fenómenos naturales, los cuales, podría decirse que incluso ya eran parte de esa armonía.

     Pero la llegada del ser humano siempre deja su huella. Nuestra superioridad de inteligencia, nos lleva, irónicamente, a actuar de manera egoísta y a romper la armonía de todo un planeta, para satisfacer nuestras necesidades inventadas.

     En un principio, el hombre se adaptaba a la tierra, igual que el resto de las especies, pero a medida que crecía su conocimiento e intelecto, fué pensando en que no había por que actuar considerando las consecuencias de sus actos, pues todo el mundo estaba ahí para su explotación. Ahí es donde empieza a ser irresponsable y a ignorar que el planeta es de todos los seres vivos y no solo del ser humano. Esto, sin mencionar que ese egoísmo, incluso se manifiesta dentro de la propia raza humana, donde se subdivide en grupos sociales basados en el poder adquisitivo (ricos y pobres).

     Hasta hace años, creímos que nuestras acciones solo podían afectar las especies animales (sin incluir al ser humano) y la flora, hasta que en las últimas décadas, descubrimos que estamos afectando al planeta completo y por consiguiente, afectamos nuestra propia raza (sin diferenciar ricos de pobres).

     La falta de conciencia es gran parte del problema, pero también lo es la falta de acción, pues conservar el planeta no solo es responsabilidad de todos, sino, una necesidad para la continuidad de toda la vida que existe en el planeta.

    Tenemos al planeta en nuestras manos. Depende de nosotros y nuestra "inteligencia superior" el que la vida siga siendo lo que es hoy, pues si no tomamos conciencia y actuamos, la continuidad de la vida se verá comprometida, sobre todo la nuestra, ya que tenemos mas dependencias de las que podemos imaginar y los grandes cambios que podrían producirse, nos afectarían y cambiarían permanentemente, quizá hasta nuestra extinción.

     Nuestro principal problema es nuestro ego, y esa seguridad de que nada puede amenazar nuestra existencia. Ojalá y esas no sean las cáusas de nuestra perdición.


9 comentarios:

Yassy dijo...

Desde mi punto de vista, el humano es una maquina que actua para sobrevivir en este laboratorio llamado mundo.

Es como dices, "el ego" es culpable de que el ser humano deje su responsabilidad y solo se preocupe por su satisfacción personal sin importar lo que tenga que destruir para lograrlo.

Luduing Rodríguez dijo...

Gracias por el comentario.

Ciertamente, el ego nos deja ciegos como para ver nuestra responsabilidad. Pero también está el caso de que la mayoría de necesidades que satisfacemos a costa de maltratar el planeta, son necesidades inventadas, es decir, no tienen nada que ver con las necesidades de supervivencia del hombre, sino, necesidades superficiales creadas por la sociedad consumista en que vivimos sumergidos.

Victor Salvio dijo...

Malamente el ser humano es el unico ser vivo que depende de su inteligencia, si es que podemos llamarla asi, para su sobreviviencia, en cambio la fauna, notamos que puede sobrevivir solo con su instinto, pero nosotros, no tenemos la suficiente fuerza para hacerlo, y requerimos de lo que llamamos nuestra inteligencia.
Ademas de que tampoco tenemos la fuerza suficiente apra cambiar algo en este mundo tan bello que estamos destruyendo a consecuencia de nuestras ambiociones egoistas y placeres.

Luduing Rodríguez dijo...

Gracias por tu comentario, Victor.

Si somos conscientes de nuestra inteligencia, si somos conscientes de que DEBEMOS hacer cambios, entonces realmente sí podemos cambiar algo en este mundo. Si cambiamos empezando por nosotros mismos, estaremos dando un paso, que sumado a los demás que hagan lo mismo, será un paso importante. Empecemos por nosotros, el cambio es posible!

Por que de "yo y mis cosas" dijo...

Yo creo que por nuestros hijos e hijas debemos no solo hacer conciencia, sino tb hacer cosas más prácticas como que cada uno tenga al menos una planta bajo su cuidado, no es sencilla cuidar a un ser vivo que a cambio nos da el oxigeno que necesitamos para vivir, por que no lo intentamos todos los que nos preocupa el cuidado de nuestro planeta???

Luduing Rodríguez dijo...

Gracias por la visita y por el comentario.

Es verdad que necesitamos hacer cosas prácticas, para ayudar, sea por nuestros hijos o por lo que amemos en este planeta.

Tener conciencia de la situación, ya es un paso positivo, luego de ahí, actuar y no solo esperar a que los demás actúen.

Hasta pronto!

Victor Salvio dijo...

Es cierto que tenemos que hacer algo practico, minimo tener la iniciativa o la accion positiva de ir marcando el cambio para una vida mas sustentable u obtener una mejor calidad de vida para el planeta, pero no sera trabajo facil, sabemos que hay gente que no tiene en consideracion el cuidado ambiental. ¿como crees que se deba empezar una iniciativa ante ese tipo de gente? mas que nada a empresas que contaminan a gran escala ¿como crees que se deba de actuar ante esas situaciones?

BRENDA dijo...

LA VERDAD EL MUNDO NECESITA NUESTRA COLABORACION.. Y ESPERO QUE TODOS ESTEMOS CONCIENTES DE ESTO!

Luduing Rodríguez dijo...

Gracias por tu comentario, Brenda!

Ciertamente, el mundo nos necesita tanto como nosotros necesitamos de el mundo! :-)

Un abrazo.

Publicar un comentario