Día de la Independencia Dominicana

Bandera Dominicana

     Hoy 27 de febrero, en la República Dominicana celebramos nuestro día de la independencia, recordando aquel mismo día, pero en el año 1844 cuando decenas de miles de dominicanos, bajo el liderazgo de una sociedad secreta llamada La Trinitaria, lograron proclamar el país como libre, soberano e independiente. Precisamente esto último fue uno de los principales ideales de Juan Pablo Duarte, padre de esta patria, fundador  y autor intelectual de las acciones de La Trinitaria. Mas explícitamente, el dijo: “Nuestra patria ha de ser libre de toda potencia extranjera, o se hunde la isla”.

     Nos ponemos a pasar revista sobre estos 166 años de “independencia”, y vemos como nos hemos desgastado ideológicamente. Si entrevistamos personas en las calles, muchos afirman que hoy celebramos “El Carnaval”, otros dirán que hoy se celebra la independencia, pero no sabrán por qué, ni como sucedió, también aparecerán otros que ni siquiera reconocen los nombres de las 3 figuras denominadas padres de la patria (Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella).

     El punto no es que hallamos olvidado los nombres, pues lo importante no es el hombre, sino, la idea. El caso es que ignoramos lo que significa ser un país independiente y por tanto, no nos preocupamos por mantener esa independencia.

     Es cierto, no existe una ocupación extranjera que domine al país, sin embargo, tenemos una economía dependiente, principalmente de Estados Unidos, tenemos un sistema de justicia, que extraoficialmente es dependiente del sistema político, que a su vez está directamente influenciado por una oligarquía, donde el pueblo solo es considerado una herramienta para usarse en épocas de elecciones, pero que no tiene voz ni voto para otras ocasiones, como por ejemplo, cuando se desea modificar la constitución.

     Cuando la corrupción rebasa todos los límites imaginados y el descaro de sus autores sobrepasa la insolencia, vemos lo tranquilos que nos quedamos todos, aceptando eso como algo normal y sumándonos al fenómeno descrito en “La teoría de las ventanas rotas”.

     Hoy celebramos algo, pero ya no sabemos qué. Esta no es la patria que se plantearon los trinitarios y esta no es la independencia que nos quisieron dejar como herencia. Los idealistas modernos, o han sido eliminados (literalmente), como se hacía antaño, o ya en la época actual, han sido comprados con dinero, pues al parecer “todos tenemos un precio”. Y los medios de comunicación tampoco se quedan atrás, ya quedan pocos que hagan su trabajo cuando se trata de informar esas verdades que causan el enojo de los políticos y demás figuras “dominantes”.

     Pero no todo está perdido, aun nos queda la luz al final del túnel y lo demostramos cuando se intentaba construir una cementera en los alrededores del parque nacional Los Haitises, cuando nos unimos como pueblo y forzamos al gobierno a replantear su postura, culminando en la cancelación del controvertido proyecto.

¡Somos un pueblo valiente, solo debemos despertar y hacer que se escuche nuestra voz!

Mundo Artificial

     El ser humano es una máquina generadora de ideas creativas y siempre está buscando maneras de crear cosas nuevas. Desde hace miles de años se ha ido adaptando a los cambios sufridos por su medio ambiente, siempre intentando salir adelante de la mejor manera posible.

     Tanto fué por la capacidad creativa del ser humano, que en algún punto olvidó que luchaba por la supervivencia de su pueblo y por adaptarse a los cambios de su medio ambiente, que al final terminó creando todo un mundo artificial y que en lugar de adaptarse a los cambios del medio ambiente, incidió directamente en que el medio ambiente cambiase.

    El mundo artificial del "hombre moderno", tiene todo tipo de construcciones, aparatos, carreteras, puentes y hasta iluminación artificial, haciendo su vida activa independiente de si es de día o de noche. También tiene sistemas de calefacción para cuando hace frío, aires acondicionados para las épocas de calor, en fin, tantas cosas para hacer su vida mas cómoda, que incluso ha llegado a pensar que su creatividad lo hace omnipotente y también independiente del resto del planeta, incluyendo la mayoría de las especies animales y vegetales. Este delirio de grandeza ha provocado que en el mundo artificial que se ha construído, sus habitantes también vivan vidas artificiales, es decir, vidas faltas de originalidad, vacías, sin propósito, donde todo lo que hacen es lo que se les dice. No es una esclavitud, al menos no como hace 200 años, pero si lo analizamos, veremos que se parece bastante, que lo que han evolucionado son los métodos.

     El hombre decidió aislarse en su mundo artificial y cerró las puertas al mundo natural, en el cuál siempre vivió apreciando cada día porque necesitaba salir a conseguir su sustento, mientras que en el mundo artificial ya está todo almacenado y ya no tiene que hacer nada cada día, mas que trabajar la mayor cantidad de horas diarias para que cada día siga teniendo su sustento almacenado en alguna despensa, y así se pasa toda una vida, sin acordarse de que alguna vez vivió adaptándose al mundo y que ahora exige que sea el mundo que se adapte a el.


Sarcasmo: Lo mas importante

     Desde hace unos días, empecé a aprender uno de los deportes que siempre me fascinó, pero que nunca tuve la oportunidad de practicar: El Tenis.

     Resulta que es un deporte sumamente exigente en lo que es el aspecto físico, sobre todo si se juega con verdaderas ganas. Ese es mi caso, estoy muy entusiasmado y no me paro ni a descansar un momento, mientras aparezca alguien con quien jugar. El caso es que el llevar las cosas al extremo, tiene sus consecuencias, por lo que no tardé en sufrir una pequeña lesión en la muñeca derecha. Esto me llevó a buscar en internet posibles causas para este dolor, encontrando muchos resultados y de paso, aprendiendo algunos consejos para evitar volver a sufrir lo mismo.

     En uno de los foros donde me metí, encontré una respuesta que fue por la que decidí publicar este post. Un muchacho de 15 años que juega al Tenis desde los 11 años, decía varios consejos sobre como se debía agarrar la raqueta, el tiempo de descanso que era necesario para no maltratar los músculos y algunos otros tips útiles. Finalmente, el joven decía que antes practicaba muchas horas, pero que ahora solo practicaba 2 horas a la semana, ya que estaba estudiando y sus estudios eran lo mas importante.

     Al leer la última línea que el escribió, me pasaron tantas cosas por la cabeza que tardé un rato en volver a "aterrizar". Me empecé a preguntar por qué la vida está tan llena de sarcasmos e ironías. A veces siento como si nos controlaran y pusieran trabas solo para burlarse de nosotros. Como ejemplo, sin salirnos del deporte que ya mencionamos, vemos que los tenistas profesionales ganan millones de dólares gracias a los contratos de publicidad y sus patrocinadores, aparte de lo que ganan por participar en los torneos, sin embargo, los que nos pasamos la mitad de la vida estudiando y al final nos ponemos a trabajar de sol a sol (cuando menos), probablemente no veamos un millón de dólares a menos que sea por TV. Entonces me pregunto si el joven del foro estaría consciente de qué quiso decir con lo de "el estudio es lo mas importante". En el caso del Tenis, por varios factores limitantes, es muy común que sus representantes tengan un nivel de estudio bueno, sin embargo, hay otros deportes, como el beisbol, donde la falta de estudios marca casi una norma, aunque independientemente de esto, los jugadores ganan varios millones de dólares por una temporada, que dura mucho menos de un año. ¿Y los que nos matamos estudiando no tenemos esperanza de ganar ni un mínimo porcentaje de esto?

     Si pudiera volver al pasado, creo que practicaría desde niño algún deporte hasta dominarlo, pues preferiría tener que trabajar unos meses al año, pocos años en la vida y no tener que preocuparme por el retiro, en lugar de trabajar el año entero, mientras me queden energías para trabajar y quizá con un deprimente plan de pensiones  para el retiro, lleno de complicaciones y trabas legales. Sabemos que el estudio es base del conocimiento, pero creo que este sistema debería ser mas equilibrado, pues viendo todo en perspectiva, como que resulta injusto la manera como se dan los resultados de los esfuerzos que realizamos durante tanto tiempo.

     Este parece ser uno de los tantos sarcasmos que nos toca vivir y que muchas veces no llegamos a comprender.


¿Por qué me has abandonado?



     Yo te di la vida durante tanto tiempo, te di mis frutos cuando tuviste hambre, te di mi sombra cuando te quemaba el sol, te di de beber cuando tenías sed, te di lugares de refugio cuando tenías frío o necesidad de sentir seguridad. Te daba alimentos muy variados, para que pudieras elegir tus preferencias y suplir tus necesidades. Te di la felicidad de una vida en total armonía donde podías ocuparte de vivir el hoy, en lugar de estar preocupándote por el mañana.

     Tú, que me abandonaste dejando tu felicidad, que ya tenías, por ir a perseguir un sueño ajeno. Tú que dejaste de creer en mí para ir a inventar tus propias creencias o seguir las creencias de otros. Tú que me olvidaste sin dudarlo, ignorando que toda tu vida siempre ha dependido de mí y que todo lo que haces, utilizas, comes, bebes, de alguna manera viene de mí.

     Hoy te llenas de dudas y frustraciones al verte en la prisión del mundo que tu mismo ayudaste a construir y mantener, un mundo alejado de mí, un mundo que me destruye minuto a minuto, de manera irresponsable e indolente. Un mundo que no termina de comprender que sin mí estará perdido, y que como me siga destruyendo, tu perecerás indefectiblemente.

     Hoy quiero decirte que a pesar de que me abandonaras, yo seguí preocupándome por ti día tras día, y aún en el mal estado al que me has llevado, si tomas consciencia y actúas HOY, podemos reparar los daños, si recuperamos la armonía con la que todo siempre debió funcionar, pero que tú ya olvidaste.

     Yo te he dado todo, ahora te toca a ti devolverme un esfuerzo, para poder mantenerte, a ti y a todos los que se ven afectados por tus decisiones.

Atentamente: La Naturaleza


Reflexión: Buscando una mejor vida

     En los momentos que circunstancias externas afectan directamente nuestra mente, y por consiguiente, nuestro estado de ánimo, algo que puede servir como mecanismo para "tomar control" de la situación es detenerse a reflexionar. No me refiero al ponerse a meditar como una forma de poner la mente en blanco y buscar un estado de relajación elevado, sino, de pensar calmadamente en la situación y las cosas que dependen o no dependen de nosotros. Precisamente hoy quiero compartir una reflexión sacada de los laberintos intrincados de esta mente siempre azotada por los huracanes de ideas polémicas, controvertidas y hasta algo alocadas...

   Ese aire de montaña, tan apreciado por los pulmones, pero tan escaso en la ciudad, que entre contaminación industrial, vehicular y ruido, hacen que la vida tenga todo tipo de situaciones estresantes, lo que me lleva a pensar, ¿por qué vivo en ella? Si antes vivía entre montañas, respirando de verdad, en contacto con la naturaleza a la que defiendo y aprecio con los medios que tenga a mi alcance. La respuesta no parece convencerme a mi mismo. Se supone que vine a la ciudad a buscar una "vida mejor", pero creo que la definición de esa "mejor vida" no estaba clara cuando me hice el planteamiento, al igual que me parece que tampoco está clara en la mente de los millones de personas que toman la misma decisión.

     No encuentro la sensatez en el hecho de que las personas sacrifiquen sus costumbres y tradiciones de convivencia con la naturaleza, para ir a la ciudad a formar parte de una rutina que probablemente nunca lograrán entender, pero que consumirá sus ilusiones de progreso y "mejora de vida" que alguna vez soñaron, quizá por ignorar la manera en que funciona nuestro mundo, que puede parecer patético, pero todos sus efectos tienen sus cáusas, aunque podamos considerarlas injustas.

     El hecho es que somos todos presa de un gigantesco depredador que nos asfixia con sus garras hasta que nuestro cerebro deja de actuar por su cuenta y pasa a ser un obediente receptor de instrucciones, cual soldado en un batallón. El pensar por cuenta propia se ha vuelto tan poco frecuente, que a quienes lo hacen les llaman "libres pensadores" y son considerados excepciones, lo que indica que esta sociedad está hundida en el mar de la insensatez.

     Entonces regreso de ese viaje en mi mente, pues ahora entiendo que los problemas que enfrentamos, vienen principalmente por el hecho de que no pensamos individualmente y por tanto, al dejar que otros piensen por nosotros, también pretendemos que otros resuelvan nuestros problemas, y quizá esos problemas se pudieron evitar o resolver si se hubiera reflexionado mejor. Pero es el ritmo que marca la ciudad, vivir a un ritmo acelerado y dejar que la vida pase, intentando dejar nuestra huella, pero aun así, dejando que pase la vida mientras nos limitamos a confiar en que nuestro esfuerzo nos llevará a la "mejor vida" que buscamos, ignorando totalmente que nos esforzamos por las cáusas equivocadas y que mientras no lo entendamos, los resultados solo pueden ser exitosos por obra del azar.


La vida del pirata cojo con pata de palo

     Hoy no es un día especial, nada particular, ni malo ni bueno, simplemente un 13 de febrero, entre el 12 y el 14. Hoy no siento mi mente trabajar con ninguna idea, por lo que no puedo expresar nada de mi propio sentir, sin embargo, urgando en mis aficiones, encuentro que el maestro de la letra profunda y controvertida, Joaquín Sabina, expresa en una canción, lo que yo ahora quiero expresar, aun sea apoyándome en su propia letra.





     Extracto de la canción "La del pirata cojo":


"con un poco de imaginación
partiré de viaje enseguida
a vivir otras vidas
a probarme otros nombres
a colarme en el traje y la piel
de todos los hombres, que nunca seré:
 
Al Capone en Chicago
Legionario en Melilla
Pintor en Montparnasse
Mercader en Damasco
Costalero en Sevilla
Negro en Nueva Orleáns
Viejo verde en Sodoma
Deportado en Siberia
Sultán en un Harén
¿Policía? ni en broma
Triunfador de la feria
Gitanito en Jerez
Tahúr en Montecarlo
Cigarrillo en tu boca
Taxista en Nueva York
El más chulo del barrio
Tiro por que me toca
Suspenso en religión
Confesor de la Reina
Banderillero en Cádiz
Tabernero en Dublín
Comunista en Las Vegas
Ahogado en el Titanic
Flautista en Hamelín


Pero si me dan a elegir
de entre todas las vidas
yo escojo la del pirata cojo
con pata de palo
con parche en el ojo
con cara de malo
el viejo truhán capitán
de un barco que tuviera por bandera
un par de tibias y una calavera"


Reflexión: Sueños olvidados



     Los sueños pueden tener atribuciones esotéricas, mitológicas, psíquicas, o simplemente considerarse las ganas o el acto mismo de dormir (conciliar el sueño). Sin embargo, no solo llamamos "sueños" a las atribuciones antes citadas, sino, que también llamamos a nuestras ilusiones y deseos que queremos alcanzar o lograr en el futuro, nuestros sueños.

     Esos sueños o anhelos que tenemos en algún momento de nuestras vidas, marcan en su momento lo que sería nuestro propósito, nuestro camino a seguir, el horizonte hacia donde nos dirigimos. Lamentablemente, la mayoría nos encontramos en el camino con un matador de sueños, que no sólo arrebata nuestros sueños, sino, que nos los cambia por sueños falsos o prácticamente inalcanzables. Me refiero al capitalismo, un sistema de embargadura mundial capaz de convertir todo a su paso en dinero y en el que nosotros tenemos un único propósito, aumentar el capital del sistema a costa de nuestro esfuerzo y a costa de olvidar nuestros sueños.

     Esos sueños de antes, quedan olvidados en algún rincón de nuestra mente, pues ahora nuestros sueños son pagar una hipoteca, conservar un empleo, llegar a obtener una buena pensión, entre otras cosas, que para nada compensan el hecho de haber dejado olvidados esos sueños o de haberlos vendido.

     Un sueño muy conocido mundialmente y al que quizá se le ha hecho mas propaganda, es el famoso "sueño americano" (que por "americano" hace alusión erróneamente a Estados Unidos de América). Este "Sueño Americano" (American Dream), era comúnmente ofrecido como una gran promesa para personas de todo el mundo que querían viajar a los Estados Unidos en busca de la "tierra prometida". Ciertamente, muchos inmigrantes lograron tener éxito y construyeron fortunas partiendo prácticamente de la nada. Eso es un hecho innegable. Sin embargo, sabemos que EE.UU. tiene mas de 300 millones de habitantes, por lo tanto, si las promesas del sistema capitalista fueran ciertas, más de la mitad de la población fueran personas exitosas, es decir, más de 150 millones de personas hubieran alcanzado sus sueños, sólo territorio de EE.UU., pero en la realidad, ¿acaso son esas promesas cumplidas? ¿acaso los sueños olvidados de tantas personas se ven compensados con las promesas que les hicieron olvidar sus sueños particulares?

¿Acaso nosotros también olvidamos nuestros sueños y ahora somos obreros del sistema?


El Amor: ¿Un estado mental?

     El amor, tal como lo definen comúnmente, "se interpreta como un sentimiento, relacionado con el afecto y el apego, y resultante y productor de una serie de emociones, experiencias y actitudes" (Wikipedia)


"Amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad" (Gottfried Leibniz)

     Según cada ideología, existirá cada definición sobre este mismo tema, por lo que no podemos imponer una definición única ni mucho menos pretender dar con una que sea aceptada por muchos, pues cada uno acepta las verdades que considera convenientes y se reniega a las que no sean así consideradas.


     Lo siguiente es una definición del amor dejando las emociones fuera y aplicando un razonamiento frío y sereno, todo lo contrario a lo que normalmente hacemos cuando hablamos de amor:

     Amor es algo que asociamos a un sentimiento, por lo tanto, lo llamamos un asunto del corazón. De ahí que siempre representamos amor con un corazón, aunque las ilustraciones nunca muestran la figura real de un corazón humano, pero supongo que la forma real no es tan bonita como para asociarla a los sentimientos.

     El corazón tiene muchas atribuciones metafóricas, pero físicamente, es solo un músculo que bombea sangre a todo nuestro cuerpo. No tiene cerebro propio, así que no puede ser el que siente y nos hace sentir. Mas bien, el sentimiento de amor viene directamente de nuestro cerebro. Es un estado mental.

     El cerebro es quien maneja todo lo que pensamos, administra nuestra memoria y controla todo nuestro cuerpo. Cuando tenemos alguna razón por la cual sintamos emoción, del cerebro sale la señal de acelerar nuestro ritmo cardíaco, por lo tanto, el corazón se puede sentir latiendo mas fuerte, ya que para acelerar nuestro cuerpo, tiene que latir mas rápido, por eso nos engañamos pensando que es el corazón el que siente, pero simplemente es una reacción provocada por el cerebro.

     Cuando tenemos alguna necesidad, como alguna carencia afectiva o buscamos compañía, nuestro subconsciente se empeña en analizar constantemente posibles candidatos a ocupar o suplir esa necesidad, y al encontrar lo que podría ser un "acierto", nos provoca esas señales que hacen vibrar nuestro cuerpo. Ahí es donde sentimos el corazón acelerado y empezamos a pensar en el amor. Ese pensamiento retroalimenta el cerebro y se crea un círculo vicioso que culmina al hacernos creer que estamos enamorados. Luego de esto, pasamos a un estado mental que cambia toda nuestra personalidad. Actuamos totalmente distinto y hasta cambiamos nuestra actitud. Filtramos toda característica negativa de la persona que deseamos y solo vemos lo positivo, así se fortalece mas aun el estado mental. El ver solo lo positivo de otra persona, se aleja del razonamiento lógico, pues desestimamos características que probablemente sean muy importantes a la hora de una relación de convivencia, suponiendo que pretendamos una relación de larga duración (o de por vida).

     Si la relación no funcionó o no llegó a ser consumada, el cerebro actúa de una manera inversa a lo anterior, es decir, en lugar de filtrar las cualidades de la otra persona para ver solo lo positivo, nos pone a ver defectos, probablemente exagerados y por otra parte, nos pone a reducir nuestro ritmo cardíaco, haciendo que sintamos el corazón latir mas lento y nuestro cuerpo con pocos ánimos, lo que vuelve a hacernos creer que es el corazón el que siente. Pasamos a otro estado mental, igualmente relacionado con el amor, pero al que llamamos desamor.

     Para muchos, esos estados mentales son difícil de sobrellevar, pero se hace menos difícil si pudiera aplicarse el razonamiento lógico. Aun así, es difícil escapar de esto y seguro que a todos nos toca pasar por estos estados mentales (o sentimentales, como algunos preferirán llamarlos).

     Se que todo lo anterior resulta difícil de digerir, pero es lo que queda cuando aplicamos un razonamiento que no sea influenciado por sentimentalismos ni definiciones generalizadas. Por supuesto, es mucho mas fácil escribirlo que aplicarlo, ya que la mente siempre nos controla hasta el punto que considere necesario, así que si mañana nos hace creer que estamos enamorados, no hay razonamiento capaz de evitarlo, solo tratar de no dejarse llevar demasiado de la emoción y aplicar lo mas posible la razón.




La teoría de las ventanas rotas

     "si en un edificio aparece una ventana rota, y no se arregla pronto, inmediatamente el resto de ventanas acaban siendo destrozadas por los vándalos. ¿Por qué? Porque es divertido romper cristales, desde luego. Pero, sobre todo, porque la ventana rota envía un mensaje: aquí no hay nadie que cuide de esto."

James Wilson y George Kelling

     Lo que acabamos de leer, es la famosa teoría de las ventanas rotas, la cuál fué formulada a partir de un experimento realizado por el sicólogo Philip Zimbardo, de la Universidad de Stanford, en 1969. El experimento consistió en lo siguiente:

- Se dejó abandonado un automóvil en las calles del Bronx, Nueva York, sin las placas de las matrículas y con las puertas abiertas. El objetivo era observar que ocurría.
   Al transcurrir solo 10 minutos, empezaron a llevarse componentes del interior. A los tres días ya no quedaba nada de valor. Luego empezaron a destrozarlo.

- Después de realizar las observaciones en el Bronx, se dejó un automóvil en condiciones similares en un vecindario rico de Palo Alto, California. Tras una semana completa, el automóvil seguía intacto. Nadie lo había tocado siquiera. Entonces, Zimbardo decidió ir mas lejos y fué con dos de sus estudiantes y destrozó parte de la carrocería con un martillo de demoler paredes. Descubrieron que luego de iniciar el destrozo, era muy difícil detenerse. Los observadores, quienes estaban irradiando ira, finalmente se unieron al vandalismo y hasta que el OldsMobile 1959 quedó totalmente destruido, igual que como había quedado el del Bronx.


     Viendo el resultado de este experimento social, y analizando de cerca la teoría de las ventanas rotas, vemos que la realidad de nuestros países tercermundistas, es exactamente eso: ¡Aquí no hay quien cuide de esto!

     Nuestros sistemas de gobierno se han empeñado en hacerse con todo lo que puedan mientras dure su "reinado" y de paso, apoyar con leyes y decretos a los empresarios e inversionistas que los apoyaron mientras se candidateaban para las elecciones. Estos empresarios e inversionistas, al menos algunos, quizá en su momento pudieron ser personas de principios, pero al ver las "ventanas rotas" que van dejando los gobernantes, se contagiaron de ese vandalismo y se unieron a seguir destruyendo para su satisfacción propia, obviando las necesidades del pueblo o país.

     Del mismo modo que se perdieron los principios de los "patrocinadores" de los gobiernos, así mismo se va contagiando el pueblo en general. Las personas que antes tenían sus ideales, luego son tentados a romper ventanas, ya sea recibiendo dinero directamente o aceptando puestos gubernamentales con ciertos accesos o facilidades que les permitan lucrar a diestra y siniestra. De este modo, se pierde toda una sociedad, que pasa de pensar y actuar por el bien común, a comportarse como un grupo de vandalismo en favor de una anarquía, que si bien no es reconocida, sí que está presente, pues los de arriba (gobernantes y poseedores del capital), pueden manejar las leyes, haciendo que el poder Judicial sea independiente solamente en teoría.

     ¿Cómo evitamos que se sigan rompiendo las ventanas de nuestros países? ¿Con quién contamos para detener este vandalismo inescrupuloso? Debe ser una respuesta difícil. Por lo pronto, me atrevo a asegurar que la iniciativa nunca vendrá de arriba, sino, que solo el mismo pueblo es quien puede reconocer y luego actuar para que esto se detenga y algún día podamos reparar todas las ventanas y evitar futuros vandalismos. Esto lo escribo con una expresión tan sarcástica como triste, pues reconozco lo difícil que es cambiar la mentalidad de todo un pueblo, sin embargo, ¡rendirse no es una opción!

     Agradecimiento especial a mi amigo Gioberty Tineo, quien inició el tema que dio como resultado este artículo.


Hakuna Matata


     Hakuna Matata es una expresión del idioma suajili que se traduce como "no te angusties" (su traducción literal correspondería a "no hay problema").


     Esta frase la conocen muchos de hace muchísimos años atrás, cuando la película "El rey león", que la utilizaban los personajes Timón y Pumba para explicar la filosofía de vida que ellos llevaban. Una filosofía libre de problemas.

     Creo que por el tiempo que ha pasado, vale la pena que veamos y escuchemos nuevamente esa canción:


     Como vemos, esta filosofía de vida se trata de no centrarse en los problemas, sino, enfrentarlos viendo siempre el lado alegre de todo, pues el objetivo principal es vivir bien. Sin preocupaciones, sin prejuicios, sin angustias, todo una utopía. Imposible de llevar para la sociedad en que nos hemos convertido, pero aún así, podemos adoptar parte del Hakuna Matata, sobre todo el ver siempre lo bueno de cada situación, incluso (o sobre todo) de las malas situaciones. Saber que todo es relativo y que siempre hay algo positivo en una situación, aunque tengamos que desenfocar nuestro punto de vista para poder encontrarlo.

     ¡Vive y deja vivir! ¡No hay problema! ¡Hakuna Matata!


La magia de perdonar

     Perdonar no es algo común, es casi un don, es mas que una actitud tolerante cuando alguien hace algo que nos afecta negativamente. Normalmente nuestra reacción cuando alguien nos hace sentir mal de alguna manera, es sentir odio hacia esa persona. Ese odio enciende sentimientos oscuros en nuestro interior, haciendo que actuemos de manera agresiva y rencorosa, lo que finalmente crea un muro entre nosotros y la persona que nos causó esa reacción. De esta forma, en lugar de estar receptivos a permitirle a esa persona redimirse por sus acciones y posteriormente, perdonarle si lo mereciera, lo que hacemos es alejarnos y cargar con el peso del rencor, que realmente es una carga que llevamos a donde sea que vayamos.

     El rencor puede ser peor que el mismo mal que nos hicieran, pues resulta ser algo que nos afecta en todo momento y no en un único momento. Es algo negativo con lo cual nos levantamos cada día y nos acostamos cada noche. Sin embargo, es algo que desaparece automáticamente cuando logramos perdonar.

     Es irónico que si nosotros somos los afectados, carguemos con el peso del rencor, pues fuimos técnicamente "la víctima". Supongo que el causante llevaría una carga aún mas pesada que la del rencor: La culpa.

     La culpa es un sentimiento que consume a la persona, incluso llegando a niveles físicos, pues puede afectar en gran medida el estado de ánimo, repercutiendo en las ganas de comer y evitando la entrada de la felicidad, que se resume en una tristeza que resulta fácilmente perceptible ante los ojos de todos.

     Quien tiene un sentimiento de culpa, requiere a gritos un perdón. Esto le lleva a mostrar lo que se conoce como arrepentimiento, de manera que el agredido entienda que reconoce su error y se arrepiente. No siempre creemos en ello, sin embargo, perdonar, no solo libera al otro de la culpa, la tristeza y todos los males asociados, sino, que también nos libera a nosotros de nuestra carga, pues guardar rencor no solamente no aporta nada positivo, sino que nos evita la entrada de cosas positivas.

     Perdonar puede que no resulte sencillo, pero simplemente analicemos las ventajas de liberarnos de todo sentimiento negativo y renocozcamos que guardar rencor es un sacrificio que no merece la pena, aun si la persona que debemos perdonar no lo merezca (según consideramos).

     Si nos gusta la magia, probemos la magia de perdonar y su efecto positivo en nuestras vidas.