Carta al Destino

destino[1]

     Destino, no se si existes o si eres el resultado de esa interminable búsqueda del ser humano por encontrar explicaciones de aquello que en ocasiones es simplemente inexplicable.

     Si en verdad existes, ¿por qué razón siempre estas tan empeñado en ponernos las cosas difíciles? La verdad es que nos haces correr de aquí para allá buscándote y cuando creemos estar cerca, das un giro y vuelves a escabullirte.

     Como no te dejas ver, no sabemos como eres, no sabemos si merece la pena encontrarte y/o esperarte, pues no es muy humanamente sensato ponerse a buscar algo sin saber ni siquiera qué es. Sin embargo, tienes tus artimañas, sabes provocar esa inseguridad en nuestras convicciones, haciendo que las dudas nos conduzcan a tu persecución. Te felicito por tu maestría al saber como manipularnos y dejarnos llevar por la estela que dejas al pasar, dándonos la esperanza de que podremos alcanzarte, pero siempre manteniéndote suficientemente alejado como para evitar que al fin te alcancemos.

     ¿Tienes tus favoritos? Lo pregunto porque tu manera de actuar, en ocasiones me da a entender que tienes favoritismos, pues algunas personas alcanzan sus sueños aunque sean malas personas, mientras que otros mueren de extrañas enfermedades o padecen grandes calamidades, aunque toda su vida halla sido ejemplar.

     Me pregunto si tu incides a nivel global o si solo actúas individualmente para cada uno, pues estaba pensando, ¿Por qué cuando hay alguna crisis mundial, nos afecta a TODOS, pero cuando hay crecimiento económico global, solo se benefician unos pocos? Tal ves esa pregunta no sea para ti, pero te la expongo, por si acaso tienes algo que ver.

     Te diré algo, no me gusta la idea de que tu controles mi futuro, así que actuaré siempre como si cada cosa que haga, sea una oportunidad de crear una página nueva e independiente de tus intenciones, pero si en verdad existes, te agradecería que lo que tengas escondido y sea de mi pertenencia, me lo dejes ver, así sabría si vale la pena seguirte los pasos. ¿Acaso no conoces el concepto de “Período de evaluación”? Si nos dejaras probar un poco, quizá tuviéramos mas convicción de tu existencia, pero como te dije antes, es difícil mantenerse a la expectativa de algo que ni sabemos si existe.

     Si te niegas a revelar tus intenciones, no cuentes conmigo, pues te empezaré a ignorar, dándote la misma receta con la que me has medicado todo este tiempo.

Atentamente: La Humanidad

0 comentarios:

Publicar un comentario