¿Quién me ha robado el mes de abril?

Mes de abril

     Tantas veces escuché esa canción de Sabina y nunca pensaba que a mi también me robarían el mes de abril. Pero aun me pregunto, ¿quien ha sido? no tengo la menor idea, pero tampoco tengo la menor duda de que se me ha escurrido entre las manos, que el reloj nunca se detuvo, tras las horas seguían los días, sin embargo, me habían dejado a un lado, ignorado, olvidado.

     Tantas ideas tenía guardadas para este mes, pero simplemente se han evaporado. Este no puedo ser yo, es otra persona ocupando mi cuerpo, mi espacio, mi mente…

     …ha de ser la locura resultante por el exceso de cordura. No lo se, ¿quién lo sabe?

     Este vacío de ideas tan lleno de ideología, que no me permite expresarme, pero tampoco callarme. Es un conflicto entre dos mundos distintos dentro de un mismo universo. Una auto-abducción, una expresión escandalosa del silencio, un gran despliegue de luces oscurecidas, una contradicción sincronizada, una ruptura bajo acuerdo mutuo, un sarcasmo con la mayor sinceridad posible, un descubrimiento vulgarmente cotidiano, un estómago lleno de hambre, una caja fuerte llena de cuentas por pagar…

     ¿Quién me ha robado el mes de abril? ¿Por qué no fue febrero? ese era un mes mas conveniente para que se esfumara, ¡pero no abril!

     Espero que no me roben el mes de mayo, pienso recuperar las ideas perdidas y exponerlas con exclusividad para todo el mundo.

2 comentarios:

Lucy Lucy dijo...

Querido colega, no te tortures. Todos pasamos por ese estado, sé perfectamente cómo te sientes. Es totalmente pasajero, sobre todo para una mente brillante como la tuya. Ya verás que cuando menos te lo esperes, estarás pidiéndole perdón a tu mano por llevarla tan a prisa. Saludos!

Luduing Rodríguez dijo...

Tienes razón, querida amiga, no vale la pena torturarse. Lo mejor de las cosas temporales es justamente que pasan con el tiempo, solo hay que esperar.

Un abrazo!

Publicar un comentario