Mentiras mundiales

La mentira forma parte del arte de la diplomacia” – Richard Nixon

Silencio     Este mundo parece cada vez mas absurdo. Las mentiras rigen las relaciones dentro y fuera de los países. Los medios de comunicación, casi todos pertenecientes a los capitalistas principales de cada país, son manejados de manera que informen o dejen de informar según sea conveniente o no.

     Los periodistas dedicados realmente a su profesión (informar), al parecer están en vías de extinción, aunque los pocos que hacen su trabajo, muchas veces lo hacen sobradamente bien, por fortuna.

     Julian Assange y su organización Wikileaks.org han puesto al mundo patas arriba solo con publicar miles de verdades. Parece que nos acostumbramos tanto a la mentira, que la verdad nos golpea contundentemente.

     Cuando Barack Obama llegó al poder en EE.UU., todos alrededor del mundo pensamos que habrían por fin cambios tangibles en la política exterior de dicho país. Poco tiempo faltó para darnos cuenta que un presidente no es mas que un relacionador público representando un estado de “seguridad nacional” (homeland security).

     Obama nos decepcionó a todos los ilusos que creímos ver cambios. No pasó mucho tiempo para ver como Obama quedaba callado mientras en Honduras se producía un golpe de estado. No tardamos mucho en ver como Guantánamo cada vez se mencionaba menos, cuando el había prometido cerrarlo. Afganistán, Iraq, entre otros temas que se suponía cambiarían, simplemente fue todo una mentira inspiradora que logró traspasar fronteras a lo largo de los continentes.

     Hoy somos conocedores de verdades inconvenientes. Conocemos muchos secretos de las actividades de embajadas estadounidenses en muchos países, con sus actuaciones que dejan mucho que desear, pero que peor aún, es saber que funcionarios locales de esos países actúan en complicidad con esas embajadas.

     Intervenciones en procesos judiciales para frustrarlos, entorpecerlos o archivarlos. Espionaje hasta en la ONU, cruzando los márgenes de lo legal y lo moral. Luego de tantas promesas de transparencia, nada puede ser mas bochornoso que todas estas revelaciones, indicando todo lo contrario.

     Para quienes actúan con transparencia, no existen filtraciones de información, pues la información no requiere ser ocultada, salvo algunas excepciones que quizá si obedecerían al término de seguridad.

     El mundo necesita mas periodismo independiente, necesitamos mas verdades, tanto así que ya no nos asombremos tanto cuando las verdades sean reveladas. Que sepamos defender a quienes revelen las verdades que nos conciernen a todos, porque quienes crean las montañas de mentiras NO PUEDEN ser los jueces que juzguen a quienes los pongan en evidencia.

     La verdad nos pertenece, por lo tanto, expresarla no solo es un derecho, es un deber.

0 comentarios:

Publicar un comentario